Activistas LGBT repudian veto de Trump a transexuales en Fuerzas Armadas

Activistas y líderes de la comunidad de la diversidad sexual LGTB de Florida recibieron al anuncio del presidente estadunidense Donald Trump de prohibir a transexuales en el ejército con una mezcla de sorpresa, confusión, ira y miedo.

“Me enferma el estómago y es tan repulsiva”, dijo sobre la medida Gina Duncan, una mujer transgénero de Orlando y presidenta de TransAction Florida, un grupo de derechos de la comunidad LGBT por la Igualdad de Florida.

Lo más preocupante, dijo Duncan, fue la naturaleza fortuita del anuncio de Trump, hecho en la red social Twitter, y la logística de llevar a cabo una política de este tipo.

Duncan cuestionó si se expulsarán a los miembros transexuales existentes en el servicio militar, y si es así cuando ocurrirá esto, preguntó al cuestionar además si recibirán sus seguros o sus beneficios médicos.

“No puedo creer que ser un transgénero en el ejército que ayer estaba en el trabajo haciendo su deber por su país y hoy está siendo despedido y siendo ignorado y marginado por el presidente de Estados Unidos, nuestro comandante en jefe”, señaló Duncan en una declaración.

Rebecca Storozuk, una mujer transgénero de Orlando y veterano de Irak en el 2008, dijo que la noticia la enfureció.

Storozuk, de 29 años, se transformó en mujer después de que dejó el servicio militar en donde sirvió como un hombre abiertamente gay, pero no sufrió las consecuencias de la ley que permitía a los homosexuales ser militares mientras no revelen su condición sexual conocida como “Don’t Ask Don’t Tell”

“Dijeron que si eramos abiertos, eso afectaría la preparación. No afectó la preparación de ningúna forma”, dijo Storozuk, ahora alguacil adjunto. “Estaba bien, y ahora es lo mismo con las tropas transgénero”.

“No debemos bajar los estándares militares para la aptitud física y la preparación, pero las personas transgénero pueden cumplir con esa tarea”, señaló Storozuk.

La RAND Corporation, un grupo de investigación militar, estima que hay cerca de cuatro mil mil personas transgénero en los servicios armados.

En su anuncio de la nueva política Trump dijo que se había hecho tras “consultar con mis generales y expertos militares”.

“Nuestro ejército debe concentrarse en la victoria decisiva y abrumadora y no puede ser agobiado por los tremendos costos médicos y la interrupción que ser transgénero en el ejército implicaría”, escribió.

El pronunciamiento de Trump está enmarcado en contraste con su declaración en apoyo de la comunidad LGBT después de la masacre del club gay Pulse de Orlando el año pasado.

“¡Gracias a la comunidad LGBT! Lucharé por ti mientras Hillary trae más gente que amenazará tus libertades y creencias”, dijo Trump el 14 de junio de 2016, dos días después de la masacre.

La republicana de origen cubano Ileana Ros-Lehtinen de Miami, que tiene un hijo transexual y ha sido vocal en apoyo de los derechos LGBT, criticó la decisión de Trump.

“Ningún americano, sin importar su orientación sexual o identidad de género, debe estar prohibido de honrar y tener el privilegio de servir a nuestra nación #LGBT”, escribió en un Tweet Ros-Lehtinen.

El representante estatal demócrata, Carlos Guillermo Smith, dijo que la nueva política tendría un impacto negativo en los militares. “¿Cómo deshacerse de miles de personas y despedirlas efectivamente sin afectar negativamente nuestra preparación militar?”, cuestionó Smith.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *