AJEDREZ

POR. JOSÉ PRIGADAÁ ANDRADE.

*El humilde de Héctor

Que humilde se escuchó Héctor Yunes Landa cuando dijo en una entrevista en el municipio de Boca del Río que él aún no es el candidato a la gubernatura del estado a pesar que las encuestas (que él paga) lo dicen, ya que no se dio ninguna señal por parte de su padrino Beltrones en la comida que ofreció José Yunes en su hacienda en el municipio de Perote el día viernes por la tarde -donde se esperaba darle de comer a 70 personas, y se terminó con un banquete para 400.

En esa misma entrevista, minutos antes de que sus seguidores de mala leche gritaran en el informe de su “amigo” porras a su favor, Héctor afirmó que hay un acuerdo de un proyecto para 8 años, donde está incluido el joven peroteño.

Aunque ya anda como candidato de carnaval tomándose fotos por donde quiera, y prometiendo lo que hasta ahora no ha cumplido como senador, el entrevistado habló de que la comida en San Julián fue para dar señales de unida, y no para destaparlo, como algunos de sus seguidores difundió en varios medios de comunicación –pagados-.

Lo cierto de todo esto es que Héctor respeto el pacto que se firmó con un abrazo final en Perote el día viernes por la tarde, y que se notó con el cruce de miradas que se dieron en el informe de Pepe, donde Javier llegó acompañado de su esposa y Alberto Silva.

Lo que también es seguro, es que ya están amarradas las navajas, y que todo está decidido oficialmente, por lo que aquellos que esperaban que saliera uno de la “Prosperidad” deben de irse sentando por que se van a cansar, ya que el pacto es de 8, y uno de los dos Yunes la busca en el 2016, y apoyara al otro en el 2018.

Pero también el choleno se la vera muy difícil, ya que ni el grupo del que manda en Veracruz lo quiere, por lo que si él llega a ser el bueno, no debe de confiarse del voto duro de su partido, ya que tan solo en Martínez de la Torre, San Rafael, Nautla, Tlapacoyan, Misantla y Atzalan están pesando muy seriamente en dejarla pasar, y esperar lo que viene en el 2018 con su jefe, con el amigo, con el que tiene palabra, y no con el que está rodeado de alguna que otra rata trinquetera como el ex regidor que ahora se le ve muy contento rodeado de panistas que podrían apoyar al “diablo azul” si este sale de candidato también.

Además el senador que ya presume, debe de recordar lo que dijo, lo que señaló y afirmó en algunos medios de comunicación, y todo eso lo debe de sostener en campaña, ya que de no ser así, entonces será más de lo mismo, de lo que ya están cansados cientos de miles de Veracruzanos que ven con tristeza que en hospitales hace falta medicamentos, y que en las calles urge más seguridad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *