AJEDREZ

POR. JOSÉ PRIGADAÁ ANDRADE.

*TAREK Y SU TEATRO

*SE LE COMPLICA A HÉCTOR YUNES

Muy cierto lo que dice el diputado Antonio Tarek Abdalá al señalar que fueron cientos de personas las que se tomaron la fotografía con él cuando fue candidato priista a la diputación federal, pero también es cierto que no pasa desapercibido un jefe de plaza del narcotráfico cuando se acerca a un aspirante a un cargo de elección popular de esa envergadura.

Si Benito Jiménez, un reportero de Reforma dice que algo hay de lo que escribe, es porque tiene algunos pelos en la mano, de lo que sin duda, alguien del gobierno federal sabe algo, sino, el por qué mandar a César Camacho líder de la bancada priista a desmentir una noticia X.

Entre peras y manzanas, el diputado panista Fernando Herrera Ávila en una conferencia de prensa en San Lázaro pidió el desafuero de Antonio Tarek, un diputado que como otros ex funcionarios del gobierno priista de Fidel Herrera Beltrán y Javier Duarte de Ochoa son señalados de robar al erario público varios miles de millones de pesos.

Tarek Abdalá en este momento está en el ojo del huracán por tomarse (dice él) una foto con Francisco Navarrete jefe de plaza del crimen organizado que operaba en el municipio de Tierra Blanca, lugar donde en este momento siguen desaparecidos 5 jóvenes que fueron secuestrados por elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del gobierno que encabeza Javier Duarte de Ochoa.

Hasta el día de hoy, Héctor Yunes Landa candidato priista a la gubernatura del estado no se ha pronunciado sobre este caso, el que sí, fue Miguel Ángel Yunes Linares, el cual pide el desafuero de “Toño”, a quien señala como ladrón.

Tarek Abdalá hizo una campaña llena de recursos económicos en el distrito 17, donde los billetes de a mil se podían contar por cientos, y lo que menos faltaba eran recursos para llevarlo al triunfo.

El diputado priista por el distrito 17 no piensa renunciar al cargo de elección popular, señalan algunos amigos cercanos, los cuales han vociferado que “Toño” les menciona que está bien parado en Veracruz y en el congreso, donde hay instrucciones de no tocarlo.

***Este caso viene a complicar la situación que se vive en Veracruz, donde para nadie es desconocido que la inseguridad empeoro con Fidel Herrera Beltrán y Javier Duarte de Ochoa.

Las ejecuciones y secuestros se pueden contar por miles durante estos 12 años de gobierno del PRI, donde han sido ejecutados más de 15 periodistas de todos los niveles, esto sin contar aquellos casos de desaparecidos que no fueron denunciados por sus familiares por temor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *