Ajedrez

POR. JOSÉ PRIGADAÁ ANDRADE.

NO TIENE PERDÓN DE DIOS PEÑA NIETO

¿Y LO DIPUTADOS FEDERALES PRIISTAS?

Como anillo al dedo cayó la muerte de Juan Gabriel al gobierno Mexicano, ya que en unos días más Enrique Peña Nieto se las dejará caer de nuevo a sus gobernados con otro aumento a la gasolina y a la energía eléctrica.

Como olvidar el levantamiento del “ejército de liberación nacional zapatista en Chiapas” el 1 de diciembre del año de 1994, cuando la llegada del pelón, poca ropa, tranza, ladrón, delincuente, carga palito de Carlos Salinas de Gortari no era bien vista por los mexicanos.

Y que podemos decir del “Chupa Cabras” que hizo historia en la década de los 90s en los principales noticieros del país cuando las arcas del pueblo estaban siendo saqueadas por sus gobernantes.

De ahí llego Juana Barraza la “Mata Viejitas” en el 2006, cuando el precio de la gasolina Premium ya llevaba un aumento de un 47.64 por ciento, mientras que la magna un 65.69 por ciento, y el diésel, 108.6 por ciento.

Ahora los mexicanos están distraídos, no se dan cuenta que el gobierno federal priista otra vez se las aplicará en sus recibos de luz a partir del 1 de septiembre, según lo anunciado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

La magna costará 13 pesos con 38 centavos, mientras que el diésel se venderá a 14 pesos con 45 centavos, obteniendo así un aumento del 3.36 por ciento, dejando la gasolina Premium en 14 pesos con 81 centavos por litro.

Pero eso que importa, Juan Gabriel a muerto de un infarto a sus 66 años de edad, ahora el gobierno federal quiere que sus restos sean llevados a Bellas Artes para que se le rinda un homenaje, dejando atrás la triste historia de millones de mexicanos que lloraran cuando tengan que pagar sus recibos de luz. O no.

***Pero la pregunta es ¿Dónde carajos están las promesas de esos ladrones diputados federales que se comprometieron con sus votantes de no más gasolinazos durante este gobierno? ¿Dónde están?

Y donde quedo la promesa de Enrique Peña Nieto de no más aumentos a los combustibles y a la energía eléctrica. No hay duda que su reforma no está beneficiando en nada a los que menos tienen, ya que si aumenta la gasolina, por ende también aumentarán los precios de la canasta básica; si, esa que ya no se compone ni con huevos ni frijoles.

Ni modo, ese es el gobierno priista que prometió cambios para un pueblo que esta sediento de justicia como señalaba en su discurso el licenciado Luis Donaldo Colosio Murrieta. Hasta la próxima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *