Sáb. Dic 5th, 2020

Al estilo Mathey

 Gobierno fuerte fortalece su partido

Gustavo Cadena Mathey

Buen día apreciado lector:

Resulta inconcebible en apariencia, como se vio en las elecciones de este pasado fin de semana, que un partido que tiene como máximo abanderado a un hombre bonachón, que siempre dice querer hacer las cosas bien, que con el respaldo popular ganó arrasadoramente la Presidencia de la República, a solo dos años de distancia no haya ganado esta vez los comicios estatales de Coahuila e Hidalgo.

Como se ve, una cosa es Andrés Manuel y otra el partido Morena. Se vio clarito cuando AMLO fundó el PRD y cuando lo dejó por sus desacuerdos internos, igualito que ahora.

En los años ochenta, cuando Veracruz con el PRI tuvo a un buen gobernador, honesto, austero, excelente servidor público que sabía lo que hacía, don Agustín Acosta Lagunes, el presidente estatal priísta Yayo Gutiérrez señalaba en uno de sus admirados discursos:

“Un gobierno fuerte fortalece al partido que le dio origen”,

¿Ya vió?: “gobierno fuerte, fortalece” y prosigue: “…más aún cuando los gobernantes se desempeñan bien, convencida, y ostensiblemente, como expresión de su Partido en el poder, y no al revés. Esta otra concepción, la de Partido del poder, equivocada al fin y primitiva, desinstitucionaliza y priva al Partido de su positivo efecto estabilizador”, apuntaba sabiamente Yayo.

Sabia virtud de conocer el tiempo. Bien advierte el viejo refrán que reza: “Si las barbas de tu vecino ves cortar, pon las tuyas a remojar” y en eso acá en Veracruz, nadie más que don Cuitláhuac García es el responsable de lo que, apenas va a pasar si no modifica su actitud, su forma de llevar las cosas al ahí se va, si no impone su autoridad y empieza a gobernar escuchando a la gente que necesita escuchar.

Estos comentarios no son para buscar la confrontación; se trata de motivar la reacción, de hacer entender que en realidad sí los morenos buscaban el poder para servir mejor, para conducir mejor la administración del gobierno y no oponerse porque sí y que siga la pachanga, ahora es cuando, demostrar que saben gobernar. Ya pasaron dos años y el pueblo no ve claro.

Es necesario que revisen a conciencia sus promesas de campaña y las cumplan. Cancelar la consulta por la revocación dice mucho, traicionaría los ideales de su Presidente. Veremos si lo consiguen. Que haya paz y armonía en su hogar, apreciado lector, cuide el agua y las plantas por favor.