Sab. Mar 23rd, 2019

Al Estilo Mathey

Recomponer las cosas

Gustavo CADENA

Buen día apreciado lector:

Comentaba el lunes, cómo el complicado inicio del primer año de gobierno que enfrenta el gobernador Cuitláhuac García Jiménez es la comidilla del día en todos los rincones del territorio veracruzano.

Decía que algo parecido pasó en su tiempo a don Agustín Acosta Lagunes.

Agudo observador, el abogado Melitón Morales Domínguez recordó al reportero que don Agus, a diferencia de Cui, contó con un cuadro de colaboradores de primer nivel, empezando por el Secretario de Gobierno Ignacio Morales Lechuga, que a su vez se rodeó de asesores que conocían el teje y maneje de los grupos políticos en todo el territorio veracruzano y desempeñó un extraordinario papel.

Para ello se apoyó en su amigo Atanasio Reyes Márquez, de Poza Rica; destacados notarios públicos como Juan Hillman y Francisco Montes de Oca, de Coatzacoalcos y Jorge Santos Azamar, Jorge Escobar, Felipe Amadeo Flores Espinosa, Héctor Yunes Landa y Arturo Hernández Licona, entre otros, que posteriormente ocuparían cargos de relevancia en la administración pública.

Esa clara y futurista visión de conducir a Veracruz a planos superiores de progreso y bienestar que advertía don Agustín, con la asesoría de Morales Lechuga y José Luis Pérez Chow, lo condujo a la integración de un gabinete capaz pero supervigilado, al que no toleraba desaciertos; siempre lo han destacado persistentes analistas de reconocida trayectoria como Orlando García Ortiz o Alfredo Bielma Villanueva.

No olvidar por cierto que Ignacio Morales Lechuga inicialmente arrancó de Subsecretario, dado que el funcionario número dos con el que don Agus abrió la administración fue don Raúl Lince Medellín, recomendado del entonces presidente del CEN del PRI Gustavo Carvajal Moreno, pero desconocía la realidad estatal y no era del agrado del gobernador. ¿Acaso esté pasando ahora y la historia “cansada de crear”, como decía el gran Froylán Flores Cancela, al que envío respetuosos saludos desde este espacio, se repita y don Erick pase por Veracruz al igual que los misteriosos cometas que de vez en vez se anuncian con tanto bombo y al rato ni quien se acuerde de ellos?.

Por eso hoy, también desde el Pánuco hasta el Tonalá, pasando por el Blanco, Jamapa y Papaloapan, se discute abiertamente sobre la integración del gabinete de Cuitláhuac. La polémica se acrecienta por falta de información y conocimiento de las trayectorias y el supuesto origen en recomendaciones de las tribus políticas del partido que los lleva al poder.

No se puede negar, hay una enorme preocupación, lo acaba de escribir el excepcional periodista sureño Arturo Reyes Isidoro, quien con toda seriedad analiza los primeros tres meses del nuevo gobierno y señala que “Son apenas tres meses de seis años, todavía un buen tiempo para reconducir una administración que se veía prometedora. Todavía es tiempo. Los hechos, las decisiones, el tiempo nos dirá qué se decidió”.

Son otros tiempos y estilos, no se trata de criticar por criticar, simplemente llamar a la reflexión y a recomponer las cosas para que le vaya bien a Cuitláhuac y a Veracruz. Don Agustín recompuso las cosas. Buen fin de semana con paz y armonía para todos.