Mie. Oct 16th, 2019

Al estilo Mathey

Credibilidad en juego

 

Gustavo Cadena Mathey

Buen día apreciado lector:

Pues vaya que se ha politizado tanto el asunto de la conclusión del periodo de funciones de la actual directiva en el Poder Judicial del estado, que ya es tema de observadores y comentaristas hasta del plano nacional.

Está claro que permitir la reelección del actual titular o conciliar una nueva dirigencia es una prueba de fuego, mucho muy candente, para medir la competencia del todavía nuevo gobierno estatal, en el que obligadamente va su credibilidad y la de su partido Morena.

Por lo mismo, no solo es tema del Ejecutivo, los reflectores también están puestos en el Poder Legislativo donde los morenos juegan papel crucial, como -se supone- aliados y brazo fuerte del inexperto gobierno.

Para nadie es un secreto que desde su inicio en el congreso del estado el partido mayoritario enfrenta serios problemas de coordinación y la forma en que definan las propuestas de nuevos magistrados marcará para siempre a esta administración gubernamental.

En medio de sospechas y dimes y diretes de “arreglos políticos” por el asunto W, ambos poderes tienen la solución a la mano, si como en la elección de aquel primero de julio ven por dónde se inclinó la mayoría y esta vez como en aquella atienden la voz de la sociedad que también cuenta y mucho, se ha alzado y se manifesta por todos los medios y en forma apabullante.

¿ya se habrán cuenta hacia dónde soplan los vientos de otoño?

Y a propósito, ¿será que también este fin de semana los diputados encuentren solución definitiva a lo del W y se invite a la rifa del tigre a Tomás Mundo Arriasa, competente, experimentado y actualizado estudioso del Derecho?; también se maneja a Normando Bustos Bertheau, experto, capaz y con buena imagen, quien ha sido coordinador de la Policía Ministerial en Veracruz, agregado legal de la Embajada de México en Colombia y delegado de la PGR en Puebla, entre otras tareas. Veremos que deciden los diputados. Alea jacta es.