Jue. Mar 21st, 2019

Al Estilo Mathey

 

-Inician con buen ambiente

Buen día apreciado lector:

Nunca como ahora aquel viejo y sabio refrán popular de que “los carniceros de hoy serán las reses del mañana”, está cobrando vigencia en la administración pública en todos los ámbitos del gobierno estatal.

Tan pronto se dio la arrasadora victoria morenista, a partir del lunes dos de julio, en todas las oficinas del gobierno y de los otros poderes, los otrora altivos jefes de departamento, coordinadores, subdirectores, directores y demás llegaron, los que lo hicieron porque muchos tardaron dos o tres días, llegaron a sus oficinas “con la cola entre las patas”, y aún, a diez días del relevo siguen con el temor a que literalmente les cobren facturas pendientes.

Lo anterior viene a cuento porque así como se conoce de inmediato sobre las malas actitudes de las personas, también se difunden las buenas, sobre cómo los jefes tratan a sus compañeros trabajadores, si reciben audiencia pública o no, a qué horas, llegan, a qué horas se van, etcétera y eso es lo que siembran.

El reportero recuerda desde los días cuando el gobernador Rafael Murillo Vidal -y continuaría Rafael Hernández Ochoa, bien recuerda Alfredo Bielma Villanueva-  hacía aquellas prolongadas audiencias campesinas en las que se abrían las puertas de Palacio para recibir a todo el mundo todo el día y gran parte de la noche; o cuando el gobernador Agustín Acosta Lagunes, a las nueve de la mañana ponía a su secretaria a llamar a todas las oficinas de los titulares para saber si ya estaban despachando o la regañiza que les ponía si los encontraba en cualquier acto “de partido”.

En fin, cada mandatario y servidor público tiene su particular estilo de gobernar y servir.

Lo cierto es que por lo pronto se escuchan buenas cosas del nuevo gobierno con un jefe del Ejecutivo dinámico poniendo el ejemplo.

Este reportero ha tenido oportunidad de acudir dos veces a la SEV el pasado fin de semana y percatarse de que hay buen ambiente de trabajo e informarse que otro incansable joven, como es el flamante secretario Zenyazen Escobar García le ha entrado con ganas al reto de demostrar a los inevitables “tirios y troyanos” que tiene la capacidad y los tamaños para desempeñar con creces su encomienda.

Por lo mismo, apoyado en un gran equipo igual atiende en lo personal a profesores y a solicitantes de audiencia que a grupos de maestros e integrantes de los diversos sindicatos con los que dialoga y busca concretar acuerdos para que haya entendimiento y conciliación en beneficio de la niñez y juventud veracruzana.

Otro buen detalle lo dio la inteligente nueva Oficial Mayor, Ariadna Selene Aguilar Amaya, que de entrada demostró sensibilidad al visitar las oficinas de Recursos Humanos y saludar de mano a todo el personal.

Es lo que esperamos todos los veracruzanos con la nueva administración.

Tenga el lector paz y armonía en su entorno