Dom. Dic 8th, 2019

Al Estilo Mathey

*¿Reajustarán salas?

Gustavo Cadena Mathey

 

Buen día apreciable lector:

A una semana de la continuidad o relevo de dirigentes, en el Poder Judicial del estado circulan versiones de todo tipo, como la surgida este fin de semana en la que se cuestiona la legitimidad de los presidentes de salas y se habla de un posible ajuste.

Basados en la “Tesis 2021146″ publicada en el Semanario Judicial de la Federación. Décima época, apenas este viernes 22 de noviembre de 2019, por el Segundo Tribunal Colegiado en materia civil del séptimo circuito”, se afirma que las salas aún y cuando continúan funcionando con un presidente, “se trata de una ilegalidad, por haber sido elegidos de manera incorrecta”.

Se asegura que esto no podía ser, por expresa prohibición de la ley en los artículos 58 y 59 de la Constitución Política para el Estado de Veracruz donde se establece cómo deben nombrarse magistrados, “y los que integraban las salas en ese momento eran jueces de Primera Instancia”.

Detallan que la Primera Sala la integraban Raúl Pimentel Murrieta, Marco Antonio Lezama Moo y la jueza Claudia Reséndiz; la Segunda, Vicente Morales Cabrera, Alejandro Hernández Viveros y el juez Gustavo Beristáin.

La Tercera, Julio César Díaz Hernández, la jueza Ludivina García Rosas y el secretario Álvaro Vázquez Campa; la Cuarta Sala, Víctor Manuel César Rincón, Patricia Montelongo Guerrero y el juez Benito Vergara Morales; la Quinta, Amadeo Flores Villalba, Beatriz Rivera Hernández y el juez Marco Antonio Rodríguez Lobato y la Sala Constitucional Lizbeth Hernández Ribbón, Martha Ramírez Trejo y el juez José Eduardo Roberto Garcés Martínez.

“Del listado anterior se observa en cada una de ellas venía funcionando un juez habilitado o comisionado y por si esto fuera poco en la Tercera en Materia Penal solo uno de ellos es magistrado titular.

“Para conocimiento de todos, en la Quinta Sala el cargo de presidente que ostenta el magistrado Flores Villalba lo adquiere mediante sesión secreta, en donde la titular magistrada Beatriz Rivera Hernández, no fue convocada y solo votó el juez Rodríguez Lobato, cuyo voto es inválido”.

Se señala que al nombrar el gobernador a los nuevos magistrados, “tiene que convocarse a sesión plenaria por cada sala para elegir su presidente, y éstos puedan conformar el pleno del tribunal, para poder elegir presidente. Tésis: Ante la falta de un magistrado que integre una de sus salas, el presidente en uso de sus atribuciones…, podrá designar una persona para integrarla, más no nombrarla con aquel carácter”.