Sab. Mar 23rd, 2019

Alerta Ssa retos por desnutrición derivado de la pobreza

De acuerdo al informe presentado, el consumo de alimentos como la carne roja debe reducirse al 50%.

Jorge Alcocer afirmó que en la cuarta transformación la salud y nutrición son parte integrante de las políticas y estrategias de los diversos sectores.

 

La desnutrición es un problema del desarrollo, las situaciones de carencias y excesos alimentarios está estrechamente relacionada con desigualdades sociales y económicas de nuestro país, alertó el secretario de Salud, Jorge Alcocer.

Al encabezar la presentación del Informe de la Comisión EAT-Lancet sobre Alimentos, Planeta y Salud: “Nuestros Alimentos en el Antropoceno: dietas saludables a partir de sistemas alimentarios sostenibles”; dijo en contraste, que problemas como el de la obesidad, se han convertido en la mayor amenaza nutricional de América Latina y el Caribe.

“Aunado a que el problema de sobrepeso y obesidad en nuestra región persiste, aumenta el hambre, las necesidades alimentarias son mayores y alcanzan cerca de 40 millones de personas, en una zona del mundo que cuenta con una cantidad de alimentos suficientes para cubrir los requerimientos mínimos de calorías”, enfatizó.

Afirmó que en la cuarta transformación, la salud y la nutrición son parte integrante de las políticas y las estrategias de los diversos sectores, “salud y nutrición en todas las políticas, hagamos realidad el derecho constitucional de los mexicanos”.

“Nos enfrentaremos a nuevos momentos históricos y todos somos ese momento, y ser parte de este momento histórico es adquirir el compromiso de abordar los problemas de alimentación y nutrición con el fin de mejorar la situación actual y ayudar a la tan formación de la salud del país” indicó.

Agregó que “es un compromiso con las nuevas generaciones de mexicanos, ahí tenemos que incidir y más en las comunidades indígenas, en las que tienen todavía limitantes para poder pensar en esta transformación porque no se les ha dado oportunidad de bienestar”.

De acuerdo al informe presentado, el consumo de alimentos como la carne roja y el azúcar debe reducirse en más del 50 por ciento. “Una dieta rica en alimentos de origen vegetal y con menos alimentos de origen animal confiere una buena salud y beneficios ambientales”.

“La transformación a dietas saludables para el 2050 requerirá cambios sustanciales en la dieta. El consumo de frutas, vegetales, nueces, semillas y legumbres deberá duplicarse”, concluye el informe.