Anuncia Duarte una alerta especial para reducir el riesgo por deslaves en el Estado

– Alinearán Sistema Estatal de Protección Civil con el Marco de Acción de Sendai, Japón
– Ordena multiplicar mapas comunitarios; habrá un Registro Estatal de Afectaciones para tener estadística de riesgos

Tras la muerte de una madre y sus cinco menores hijos en el municipio de Calcahualco, este lunes el gobernador Javier Duarte de Ochoa emitirá una alerta especial para reducir el riesgo por deslaves, misma que va dirigida a la población y a las autoridades de los tres niveles de gobierno.

En conferencia de prensa en Sala de Banderas de Palacio de Gobierno, indicó que alinearán el Sistema Estatal de Protección Civil a los objetivos del Marco de Acción de Sendai, Japón.

Asimismo, indicó que van a multiplicar la elaboración de mapas comunitarios en el mayor número de localidades y anunció la puesta en marcha el primer Registro Estatal de Afectaciones para tener estadística de riesgos.

“Sólo así podremos medir con precisión el resultado de nuestra Estrategia de reducción del riesgo”, expresó.

Ahí anunció a su vez la creación del Instituto de Formación y Especialización en Protección Civil y Gestión Integral del Riesgo de Desastres y la Carrera de Técnico Superior Universitario en Gestión del Riesgo en institutos de Veracruz.

Se comprometió a concluir el Índice Municipal de Vulnerabilidad, que incluirá un diagnóstico estatal confiable e impulsar el Sistema de Acceso Efectivo de Medidas de Prevención y Alertamiento Temprano para población vulnerable.

El Gobernador subrayó que en los 212 municipios promoverá la estrategia para la Reducción del Riesgo de Desastres; detalló que en el año se han registrado 139 deslaves y tan solo en la semana pasada fueron 27.

Al respecto se le cuestionó si en el caso de la familia fallecida en Calcahualco se emitió un alertamiento para que abandonaran su casa y aseguró que sí se llevó a cabo.

“Sí hubo alertamiento. Tan lo hubo que el señor Bernardo Fuentes fue el primero en reconocer que fueron alertados, que les dijeron del riesgo que corrían ellos y muchas otras personas que vivían en esta zona montañosa y que lamentablemente sufrieron esta tragedia. Ha habido alertamientos de manera permanente”, aseguró y consideró que no era moral lucrar políticamente con la desgracia de la perdida de una familia.

Advirtió que por el fenómeno “El Niño”, octubre y noviembre serán extraordinariamente lluviosos.

El Mandatario estatal recalcó que su gobierno ha realizado acciones como nunca antes para reducir la pérdida de vidas y del patrimonio y recordó que se rediseñaron las políticas públicas para adecuarlas a la gestión del riesgo de desastres.

Enfatizó que en los últimos años transformaron de fondo la concepción de la Protección Civil.

“Con ello salvamos miles de vidas y redujimos el riesgo de desastres en todo el Estado”, destacó.

Detalló que en Veracruz existen más de 24 mil localidades, lo que revela la gran dispersión de la población, además se cuentan con 12 cuencas hidrológicas y más de 200 afluentes, de los cuales12 de éstos son de respuesta rápida.

Apuntó que a Veracruz lo cruzan 7 zonas serranas y se encuentran dos de los 14 volcanes activos del país.

Javier Duarte indicó que la canícula, por el efecto “El Niño”, se ha extendido de manera atípica hasta septiembre.

Luego de manifestar que los veracruzanos nos unimos al dolor del señor Bernardo Fuentes Martínez, esposo y padre, que perdió a su familia, subrayó que Veracruz está expuesto permanentemente al peligro de deslaves y otros fenómenos, por ello es que realizan acciones como nunca antes para reducir la pérdida de vidas y del patrimonio que poseen las familias veracruzanas.

El Mandatario estatal recalcó que se adecuó el enfoque nacional a uno que atendiera las características de cada región y comunidad en la entidad, además se acudió a las experiencias de otras partes del mundo, se cumplió con nuevos protocolos y al día de hoy operan bajo una perspectiva propia.

Duarte de Ochoa manifestó que las fortalezas naturales, productivas y culturales, hacen de Veracruz un gran estado, pero también, quizá como ningún otro, un territorio propenso a la incidencia de fenómenos naturales y de origen antropogénico, potencialmente peligrosos.

No olvidó mencionar que más de 3 mil 700 localidades, en 120 municipios, son susceptibles de sufrir inundaciones, por lo que ni un solo día del año se puede bajar la guardia ante los fenómenos hidrometeorológicos.

Acompañado de la titular de la Secretaría de Protección Civil, Yolanda Gutiérrez, resaltó que en Veracruz también se presentan fenómenos de origen geológico de alto riesgo en donde mil 984 localidades de 177 municipios están en riesgo medio, alto o muy alto de que ocurra un deslizamiento de tierra.

Aclaró que la actividad sísmica en Veracruz no es elevada y sin embargo, tan sólo este año se han registrado 199 sismos con epicentro en el Estado y 300, si se cuenta también los ocurridos en un epicentro de 20 kilómetros fuera del Estado.

Detalló que se han registrado tres sismos entre 6.0 y 6.7 grados, 2 en 2011 y uno, en 2014 que fueron similares en intensidad al que destruyó a la capital del Estado en 1920.

Fue ahí donde expresó que la realidad tan compleja obliga a actuar con eficacia en todos los frentes y para ello se estableció la Estrategia Veracruzana para la Reducción del Riesgo de Desastres, que está alineada con las políticas públicas y acciones nacionales que impulsa el Gobierno Federal y que responde a las cinco prioridades del Marco de Acción de Hyogo.

Su gobierno ha fijado seis prioridades:

La primera, ha sido asegurar que la prevención y la reducción del riesgo sean objetivos prioritarios de las políticas públicas. Con ese fin, se dio un sentido vinculante al Sistema Estatal de Protección Civil, que incorpora a todos los sectores, públicos y privados y en todos los niveles de gobierno.

La segunda prioridad es identificar el riesgo y potenciar la alerta temprana. Ahora cuentan con el Sistema de Atlas de Riesgos de Veracruz (SIAVER) en los 212 municipios.

La tercera prioridad es establecer una cultura de prevención y resiliencia ciudadana. Durante la actual administración han sido capacitadas más de 39 mil 700 personas en temas de gestión de riesgo y cerca de 14 mil 500 familias en la elaboración de su propio Plan Familiar de Protección Civil.

La cuarta prioridad es reducir los factores subyacentes del riesgo, es decir, las causas estructurales que potencian los peligros y crean nuevos riesgos de desastres, como los asentamientos irregulares.

La quinta prioridad es la de fortalecer la preparación y capacidad de respuesta en caso de emergencia y para ello diseñaron y aplicaron una estrategia específica no solo de prevención y alertamiento, sino también de respuesta eficaz a los fenómenos naturales.

Detalló que durante la Jornada Estatal de Simulacros se realizaron 410 eventos en todo el Estado en los que participaron más de 80 mil 200 personas.

La sexta prioridad es garantizar el respeto a los derechos humanos, la perspectiva de género y la atención especial a los grupos vulnerables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *