Aprueban diputados eliminar impuesto al Hospedaje y ajustar el de Nómina

  • En sesión extraordinaria, los legisladores avalaron con 39 votos a favor y cinco abstenciones, y 30 votos a favor y 14 en contra, las modificaciones propuestas al Código Financiero del Estado

 

Xalapa, Ver.

 


Para alentar mayores inversiones en materia de turismo en la entidad, los diputados de la LXIII Legislatura de Veracruz aprobaron por mayoría eliminar el Impuesto al Hospedaje, con lo que los prestadores de servicios se beneficiarán, y también avalaron ajustar de 2 a 3 por ciento el Impuesto sobre Erogaciones por Remuneraciones al Trabajo Personal, lo que propiciaría mejores condiciones de desarrollo.

 

Durante la Cuarta Sesión Extraordinaria del Segundo Año de Ejercicio Constitucional, los diputados derogaron 12 artículos del Código Financiero local relacionados con el Impuesto al Hospedaje, con lo que se garantiza que los empresarios no pagarán al Estado esta contribución y continuarán generando empleos.

 

El Dictamen, puesto a consideración por la Comisión Permanente de Hacienda del Estado, indica que Veracruz, por su ubicación geográfica, tiene una vocación altamente turística y por ello se deben crear condiciones idóneas que permitan impulsar a este sector, que coadyuva al desarrollo económico.

 

En la discusión por Grupo Legislativo, el diputado del Partido Acción Nacional (PAN) Jorge Vera Hernández, anunció el voto de su bancada a favor, porque reconocen la intención de impulsar el turismo en la entidad. Recordó que aunque no lo pagan los empresarios, significa dos pesos menos, de cada cien, por el hospedaje que los visitantes pagan.

 

Por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), el diputado Adolfo Jesús Ramírez Arana dijo que la entidad, por su diversidad cultural, es el cuarto destino turístico nacional y al desaparecer este impuesto, el Gobierno estatal promueve una derrama económica que beneficiará a miles de familias de los prestadores de servicios.

 

Se registraron 39 votos a favor y cinco abstenciones, de los diputados Ana María Condado Escamilla, Jesús Alberto Velázquez Flores, Fidel Robles Guadarrama, Cuauhtémoc Pola Estrada y Ricardo Ahued Bardahuil.

 

Por otra parte, los legisladores también aprobaron con 30 votos a favor y 14 en contra, el Dictamen que modifica disposiciones del mismo Código, relacionadas con el ajuste al Impuesto sobre Erogaciones por Remuneraciones al Trabajo Personal –conocido como Impuesta a la Nómina– que pasa de 2 a 3 por ciento, para propiciar las condiciones que permitan al Estado cumplir con sus obligaciones financieras.

 

Dichos recursos se canalizarán al otorgamiento de créditos a micro, pequeñas y medianas empresas, para fomentar el empleo, al financiamiento de obra pública, a protección civil y al pago de deuda pública, para continuar con finanzas sanas.

 

Quedan exceptuados del pago de este impuesto las uniones de ejidos y comunidades, asociaciones rurales de interés colectivo, colonias agrícolas y ganaderas, los trabajadores de reciente ingreso, empleados de más de 50 años de edad y quienes tengan alguna discapacidad.

 

El documento estipula que de acuerdo con un estudio, en entidades como Quintana Roo, Chihuahua, Estado de México, Nuevo León, Puebla y Tabasco ajustaron la tasa de este impuesto a 3 por ciento, y con ello acreditaron ante la Federación una recaudación mayor que les permitió beneficios en el incremento de sus participaciones federales.

 

Conforme al Dictamen, luego de analizar la situación de otras entidades federativas, Veracruz tiene una de las menores cargas tributarias, con los impuestos sobre Loterías, Sorteos y Concursos; sobre Adquisición de Vehículos Automotores Usados; para el Fomento a la Educación, y de Remuneraciones al Trabajo Personal. Se eliminaron el Impuesto al Hospedaje y el subsidio al Impuesto Estatal sobre Tenencia.

 

POSICIONAMIENTOS SOBRE AJUSTE

AL IMPUESTO A LA NÓMINA

 

La diputada Ana Cristina Ledezma López presentó una Moción Suspensiva para devolver el Dictamen a la Comisión Permanente de Hacienda del Estado, porque consideró injusto para la clase empresarial elevar el Impuesto a la Nómina. Esta moción fue desechada por la mayoría del Pleno.

 

En los posicionamientos por grupo legislativo, el diputado del Partido de la Revolución Democrática-Movimiento Ciudadano (PRD-MC) Jesús Alberto Velázquez Flores, anunció su voto en contra porque, dijo, esto representa una medida recaudatoria que no atraerá inversiones, sino por el contrario, fomentará la informalidad.

 

Del Partido Alternativa Veracruzana (AVE), Francisco Garrido Sánchez explicó que la modificación de la tasa del Impuesto a la Nómina de 2 a 3 por ciento trae beneficios a todos los veracruzanos, porque fortalece las finanzas públicas y se obtienen mayores participaciones federales, que tienen un peso importante en el presupuesto estatal. También se pronunció por fiscalizar el uso de los recursos para mejorar la transparencia y rendición de cuentas.

 

El legislador Alejandro Zairick Morante, del PAN, señaló que los recursos que genere este impuesto no deben utilizarse en el pago de la deuda y el saneamiento financiero estatal, y pidió transparencia en el uso del erario desde 2009. Anunció el voto en contra de este Dictamen, pues “endeudarse es válido, siempre que haya inversión, infraestructura y generación de empleos”.

 

Por el Partido Nueva Alianza (Panal), Jaqueline García Hernández sostuvo que su voto a favor avala el fortalecimiento de la capacidad financiera del Estado, pues esta medida traerá beneficios a corto plazo y “los legisladores debemos actuar con responsabilidad. Algunas medidas no cumplen las expectativas, pero juntos podemos lograr grandes cosas”.

 

El diputado del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), Juan Eduardo Robles Castellanos, dijo que su voto a favor del Dictamen es porque con estos recursos aumentará la obra pública y también se destinarán a protección civil y para apoyar a las micro, pequeñas y medianas empresas. Añadió que este gravamen no es exclusivo del sector empresarial, pues también lo pagan los gobiernos federal, estatal y municipales, y quedan exentas las asociaciones civiles, ganaderas y rurales.

 

Al anunciar su voto en contra, el diputado del Partido del Trabajo (PT) Fidel Robles Guadarrama sostuvo que la situación financiera de Veracruz es crítica y aumentar la tasa del Impuesto a la Nómina no es la solución: “En la entidad las finanzas no están sanas, debe preverse el pago a diversos proveedores”.

 

La presidenta de la comisión dictaminadora, Mariela Tovar Lorenzo, en nombre del Grupo Legislativo del PRI, anunció su voto a favor y dijo que Veracruz depende en su mayoría de los ingresos federales, por lo que homologar este impuesto fortalecerá la recaudación y permitirá obtener mayores ingresos de participaciones federales: “Estos recursos se verán reflejados en mayores recursos para obra pública, como se ha venido haciendo”.

 

DEBATE EN LO GENERAL

Y EN LO PARTICULAR

 

En la discusión en lo general y en lo particular, los diputados Cuauhtémoc Pola Estrada, del Movimiento Ciudadano; Ana María Condado Escamilla, el PRD, y Fidel Robles Guadarrama, del PT, coincidieron en que antes de homologar este impuesto tendría que prevalecer la transparencia en el uso de recursos públicos, y pidieron conocer el monto total de la deuda pública estatal.

 

El legislador del PRI Ricardo Ahued Bardahuil se pronunció en contra del Dictamen, porque dijo que la homologación de este impuesto perjudicará a la clase empresarial: “Se debe dar certeza a los empresarios para que inviertan en la entidad y esto no es oportuno”.

 

Al reservarse el artículo 105 del Dictamen, Ana Cristina Ledezma López, del PAN, planteó la posibilidad de eliminar los incisos “d” y “e” para excluir que los recursos se destinen al pago de deuda pública y el saneamiento financiero. Su planteamiento se rechazó por mayoría.

 

El diputado del PAN por Córdoba, Édgar Hugo Fernández Bernal, refirió que la opacidad en el manejo de los recursos del Fideicomiso a la Nómina de los ejercicios de 2012 a la fecha preocupa a los integrantes de su bancada: “El dinero recaudado a los empresarios será para pago de deuda, y los diputados debemos hacer escuchar la voz de los veracruzanos que se verán afectados con esta medida”.

 

También los diputados Domingo Bahena Corbalá y Jorge Vera Hernández, del PAN, coincidieron en que no se debe aumentar los impuestos, sino crear las condiciones de seguridad y certeza para que los empresarios inviertan y exista crecimiento económico en la entidad.

 

Adolfo Jesús Ramírez Arana y Domingo Bahena Corbalá subieron a tribuna para manifestar –por hechos– sus puntos de vista respecto del Dictamen. El primero calificó la medida como “responsable, para estabilizar las finanzas del Estado”, mientras que el segundo dijo que en otras entidades este impuesto se homologó, pero la diferencia es que en ellas sí existe infraestructura en diversos sectores.

 

También pidió la palabra el diputado Jesús Vázquez González, del PVEM, quien manifestó que votar a favor es una acción responsable, porque esos recursos son necesarios, aunque igual que los empresarios, los diputados se deben sumar para saber en qué se aplican. Habló sobre el tema, en el mismo sentido, el diputado Juan René Chiunti Hernández, del Panal, y la diputada Ana Cristina Ledezma López reiteró el argumento de su Moción Suspensiva.

 

La Sesión Extraordinaria, que inició a las 11:50 horas, finalizó a las 15:45 horas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *