Aprueban diputados reestructurar la deuda pública del Estado

El Ejecutivo, a través de la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan), podrá contratar financiamiento para fortalecer la hacienda y consolidar las finanzas de la entidad
Se avaló el Dictamen, en lo general, con 35 votos a favor, nueve en contra y una abstención

Xalapa, Ver.

Para consolidar las finanzas y apoyar los esfuerzos encaminados a fortalecer la hacienda del estado, el Pleno de la LXIII Legislatura local aprobó por mayoría el Decreto que autoriza al Ejecutivo estatal contratar financiamiento para reestructurar la deuda pública.

Durante la Quinta Sesión Extraordinaria del segundo año de labores, se avaló en lo general –con 35 votos a favor, nueve en contra y una abstención–, que el Ejecutivo, a través de la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan), haga lo correspondiente para fortalecer los ingresos del estado y use como fuentes de pago participaciones y aportaciones de la Federación e ingresos propios.

Votaron a favor los 25 diputados del Partido Revolucionario Institucional (PRI) presentes, cinco del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), tres del Partido Nueva Alianza (Panal), uno del Partido de la Revolución Democrática (PRD) y uno de Alternativa Veracruzana (AVE); en contra, los ocho diputados presentes del Partido Acción Nacional (PAN) y Jesús Alberto Velázquez Flores, del PRD, y se abstuvo Cuauhtémoc Pola Estrada, de Movimiento Ciudadano (MC).

El Dictamen aprobado permite contratar un financiamiento de 5 mil millones de pesos, que tendrá como fuente de pago el derecho y los ingresos de hasta el 25 por ciento del Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de las Entidades Federativas (FAFEF).

La Comisión Permanente de Hacienda del Estado –instancia dictaminadora– determinó que se cumple con lo previsto en el proyecto, dado que revisó el marco normativo de este Fondo, que establece como destino el saneamiento financiero y de pensiones.

También se avaló un segundo financiamiento de un mil 700 millones de pesos, que tendrá como fuente de pago el derecho y los ingresos de hasta el 25 por ciento del Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social (FAIS) y deberá destinarse a inversiones público-productivas en materia de obras y acciones sociales básicas que beneficien a la población en pobreza extrema o a localidades con alto rezago social.

Conforme a la Ley de Coordinación Fiscal, este Fondo debe destinarse a obras y acciones sociales enfocadas a combatir la pobreza extrema, por lo que está acorde con el Dictamen. La instancia legislativa añade que, dado que el FAIS está integrado por dos: el Fondo para la Infraestructura Social Estatal (FISE) y el Fondo para la Infraestructura Social Municipal (FISM), en este caso únicamente se alude al que corresponde al Estado.

La Sefiplan contratará también un crédito de hasta 15 mil millones de pesos, que tendrá como fuente de pago los ingresos provenientes del Impuesto sobre Erogaciones por Remuneraciones al Trabajo Personal (ISERTP), para amortizar anticipadamente deuda pública a cargo del Gobierno del Estado y obtener mejores condiciones económicas. En Veracruz este impuesto se ajustó de 2 a 3 por ciento, con lo que se brinda mayor garantía de pago.

Conforme el saldo de la deuda pública actual se vaya liquidando, la Sefiplan podrá contratar endeudamiento por un plazo de hasta 25 años, por igual monto, que se destinará a inversiones público-productivas, la constitución de fondos de reserva, la contratación de operaciones de cobertura y el pago de gastos y comisiones generados por el diseño, instrumentación y celebración de esta operación.

POSICIONAMIENTOS

Previo a la discusión del Dictamen, el diputado Joaquín Rosendo Guzmán Avilés, del PAN, presentó una moción suspensiva, para regresar el documento a la Comisión Permanente de Hacienda del Estado y hacer un mayor análisis de los efectos de la contratación de financiamiento, pero la propuesta se desechó por mayoría de votos.

En los posicionamientos, el diputado del AVE, Francisco Garrido Sánchez, habló de su voto a favor, porque –afirmó– se debe tomar medidas preventivas ante la contingencia económica mundial, los efectos de la caída de los precios del petróleo y la depreciación del peso ante el dólar: “Las acciones propuestas fortalecerán los ingresos del estado y se debe conocer los términos y condiciones bajo los que se contrate el financiamiento”.

Gerardo Fuentes Flores, del Panal, dijo que la deuda estatal registrada ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) “se ha manejado de manera responsable y transparente”. Pidió a sus homólogos fortalecer la hacienda estatal y mejorar las condiciones de Veracruz.

Para el diputado Jesús Vázquez González, del PVEM, el tema es “sensible”, pero se requiere detonar la economía del estado: “Finanzas públicas deterioradas impactan a la población y causan más problemas, como inseguridad y baja generación de empleos. El compromiso es fiscalizar esos recursos y revisar que las metas se cumplan”.

Por el PAN, el diputado Julen Rementería del Puerto dijo que su Grupo Legislativo no está en contra de los instrumentos de deuda, sino en desconocer la forma en que se utilizan. Por ello, manifestó su desacuerdo en que se siga endeudando al estado y votó en contra.

Mariela Tovar Lorenzo, en nombre del Grupo Legislativo del PRI, explicó la necesidad de reactivar la liquidez de la hacienda estatal y prevenir el panorama económico de 2016. Se liberarán participaciones federales y al comprometerse 25 por ciento de cada Fondo, el restante 75 por ciento estará libre para obras, expuso.

DISCUSIÓN EN LO GENERAL

En la discusión del Dictamen en lo general, el diputado Julen Rementería reiteró su confianza en la obtención de créditos, pero insistió en la necesidad de transparencia en el uso de los recursos públicos.

El legislador Marco Antonio del Ángel Arroyo, del PRI, manifestó su respaldo al Dictamen, pues los gobiernos se financian a través de dos rubros: las tributaciones y las deudas. Habló sobre el principio de legalidad en la contratación del financiamiento, que permitirá pagar a acreedores y contratistas, así como a la Universidad Veracruzana (UV) y al Instituto de Pensiones del Estado (IPE).

Mónica Robles Barajas, del PVEM, propuso crear una Comisión Especial y plural de diputados que vigile el cumplimiento de los objetivos de la reestructuración de la deuda, y dijo asumir con responsabilidad su voto aprobatorio, pues no obstaculizará esfuerzo alguno en favor de los veracruzanos.

Con su voto a favor, José Ramón Gutiérrez de Velasco Hoyos, del PRI, manifestó que mejorarán las condiciones financieras de Veracruz, porque existen instituciones crediticias que creen en las finanzas de la entidad, y puso como ejemplo que el pago anticipado de un bien trae beneficios en el largo plazo.

DISCUSIÓN EN LO PARTICULAR

En el análisis en lo particular, los diputados Julen Rementería, Édgar Hugo Fernández Bernal y Ana Cristina Ledezma López, todos ellos del PAN; se reservaron los artículos primero, segundo, tercero, cuarto, quinto, sexto y décimo, así como el cuarto transitorio; tras su participación en tribuna, con votación por mayoría, se desechó sus propuestas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *