Lun. Jun 17th, 2019

Autoridades municipales ignoran petición para reubicar cantinas aledañas a escuela primaria

José Prigadaá. Martínez de la Torre. Padres de familia, maestros y directores de la escuela primaria Benito Juárez de ambos turnos firmaron una petición en la cual solicitaban al alcalde, Rolando Olivares Ahumada, reubicar los bares instalados a unos cuantos metros del plantel educativo, ya que podrían representar un peligro para los alumnos.

Pero a más de dos meses de que fuera entregada esta petición al munícipe, no ha habido respuesta alguna, y cualquiera que transite sobre la avenida Ignacio Zaragoza puede darse cuenta de que estos antros de vicio siguen abiertos, a pesar de que la ley prohíba colocarlos cerca de las escuelas.

En total son cuatro los bares que abren sus puertas desde tempranas horas del día y no esperan a que caiga la noche para comenzar a laborar, ante esta situación, padres de familia de la escuela primaria denunciaron que en repetidas ocasiones se han topado con sujetos que están “cayéndose de borrachos” sobre la acera, a unos metros de la institución, razón por la que temen que puedan ser agredidos ellos o sus hijos.

Los afectados expresan que no buscan clausurar estos negocios, únicamente piden que sean reubicados lejos de la escuela a la que asisten sus hijos. Maestros destacan que es la primera vez que se solicita la reubicación de estos lugares, los cuales llevan años laborando junto a la institución, y no se explican por qué el departamento de Ejecución Fiscal les renueva los permisos año con año.