Mie. Jun 19th, 2019

Avalan diputados del PRD cambios en el Sol Azteca

La fracción parlamentaria del PRD, en San Lázaro, emitió un pronunciamiento en el que se determinó eliminar el Comité Ejecutivo Nacional. 

El PRD en San Lázaro consideró que es preciso hacer del perredismo una opción política propositiva, alejada de los constantes conflictos internos.

 

La fracción parlamentaria del Partido de la Revolución Democrática (PRD) en la Cámara de Diputados, emitió un pronunciamiento en el que da su aval a los resultados del Congreso Nacional del Sol Azteca, en que se determinó eliminar el Comité Ejecutivo Nacional, para sustituirlo por una Dirección Nacional Extraordinaria; así como desaparecer las corrientes internas.

Pese a los desencuentros en partido, a que la reforma estatutaria y algunas otras decisiones se tomaron en medio de un clima de confrontación, incluso de actos violentos, los diputados federales perredistas dijeron acompañar a la nueva dirigencia temporal, que estará encabezada por el presidente en turno del partido, Ángel Ávila; y representantes de otras corrientes.

Destacaron que esa dirección tendrá facultades de nombrar candidatos a cargos de elección popular, y también de disolver los comités estatales.

Dijeron estar de acuerdo en la eliminación de las tribus o corrientes internas; así como en la realización del siguiente Congreso Nacional, en el mes de marzo; y de la renovación de la dirigencia temporal, lo que ocurrirá en abril de 2019.

A la firmar que con esos cambios, se reafirma que el PRD “no está muerto“, los legisladores señalaron que es momento de entrar en una reflexión interna profunda para determinar el tipo de partido en que debe convertirse el del Sol Azteca.

También se congratularon con la decisión de no modificar el nombre del PRD, sus colores, su logotipo y su lema; así como el mantener la línea política de izquierda.

Expresaron su voluntad de acompañar y respaldar las decisiones de la dirección colegiada; y aseguraron que son conscientes de los errores cometidos en el pasado, por lo que brindarán su apoyo para impulsar las correcciones pertinentes.

Consideraron que es preciso hacer del perredismo una opción política propositiva, alejada de los constantes conflictos internos.

Finalmente celebraron que se hayan descartado las opciones de desaparecer al partido o bien, re fundarlo en un instituto político distinto, porque el Sol Azteca está obligado a responder a sus simpatizantes y militantes en toda la República.