Vie. Abr 19th, 2019

Busca Gobierno que comunidades indígenas decidan libremente sobre uso del agua

Adelfo Regino Montes, Director General del Instituto de los Pueblos Indígenas, informó que para la solución integral se perfila un acuerdo de administración conjunta del acuífero entre el Estado y las comunidades zapotecas.

 El Director General del Instituto de los Pueblos Indígenas, Adelfo Regino Montes, expresó que con estas propuestas, se da muestra concreta de la voluntad del nuevo gobierno de la república de respetar los derechos fundamentales de los pueblos y de establecer con ellos una relación horizontal.

 

El Director General del Instituto de los Pueblos Indígenas (INPI), Adelfo Regino Montes, atestiguó la instalación de las mesas de diálogo que buscan crear los nuevos lineamientos del uso y disfrute del agua del subsuelo por parte de las comunidades zapotecas de Oaxaca y de las autoridades.

Este ejercicio tendrá como resultado un marco jurídico inédito en el país, pues no existe precedente de un convenio entre los pueblos y el Estado para asumir de manera conjunta la responsabilidad sobre el aprovechamiento y cuidado de los recurso naturales, explicó durante su asistencia al municipio de San Antonio Castillo Velasco, Oaxaca.

En esta reunión participaron autoridades municipales, agrarias e integrantes de la Coordinación de Pueblos Unidos por el Cuidado y la Defensa del Agua (COPUDA), para reiniciar el proceso de consulta y consentimiento libre, previo e informado ordenado por la Primera Sala Metropolitana del Tribunal de Justicia Fiscal y Administrativa.

Durante este evento se informó que para la solución integral se perfila un acuerdo de administración conjunta del acuífero entre el Estado y las comunidades zapotecas, mismo que contemple la co-rresponsabilidad en su cuidado y saneamiento, reconociendo los trabajos de siembra de agua de la COPUDA; asimismo, se analizará la disponibilidad de agua y un nuevo decreto para la región de Valles Centrales de Oaxaca, en el que se establezca una zona reglamentada.

Se puso énfasis que en el nuevo decreto se contemplará el derecho de las comunidades de establecer su propia reglamentación comunitaria para el uso y aprovechamiento del agua en ejercicio de su derecho de libre determinación y autonomía.

Durante su intervención el Director General del INPI expresó que con estas propuestas, se da muestra concreta de la voluntad del nuevo gobierno de la república de respetar los derechos fundamentales de los pueblos y de establecer con ellos una relación horizontal.

El decreto de veda se estableció en 1967. La primera Sala Metropolitana de Justicia Fiscal y Administrativa de la ciudad de México estableció que dicho decreto se emitió sin considerar los derechos territoriales de las comunidades zapotecas de los Valles Centrales de Oaxaca, por ello, ordenó llevar a cabo un proceso de consulta, libre, previo e informado para armonizar los derechos territoriales con las obligaciones y atribuciones del Estado respecto de las aguas del subsuelo.