Mie. Sep 18th, 2019

Busca gobierno resguardar a niñez migrante

ACNUR indicó que más de la tercera parte de la niñez y adolescencia que llega a México tienen la condición de refugiados, por lo que es primordial establecer un plan de restitución de derechos.

Ricardo Bucio Mujica, secretario Ejecutivo de SIPINNA dijo que en este proyecto de apoyo a la niñez migrante, colaboran 11 dependencias.

 

 

Más de la tercera parte de niños y adolescentes que llegan a México tienen calidad de refugiados y por ello se busca garantizar sus derechos y protección, advirtió la Secretaría de Gobernación, a través del SIPINNARicardo Bucio MujicaSecretario Ejecutivo del Sistema Nacional de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes (SIPINNA), explicó que para la elaboración de un plan de acción se requiere instalar la Comisión de Niñez Migrante y Solicitante de Refugio, por lo que se han iniciado la reuniones preparatorias para este fin.

En este proyecto colaboran 11 dependencias, tres comisiones del Senado de la República, cuatro comisiones de la Cámara de diputados, tres agencias internacionales, así como de organizaciones de la sociedad civil, que estarán coordinadas por el Instituto Nacional de Migración, además de la Segob y de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

Por su parte el representante en México de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), Mark Manly, indicó que más de la tercera parte de la niñez y adolescencia que llega a México tienen la condición de refugiados, por lo que es primordial establecer un plan de restitución de derechos para niñas, niños y adolescentes no acompañados que requieren una respuesta inmediata, sobre todo en la frontera sur.

Durante la reunión, se acordó elaborar un diagnóstico de niñez y adolescencia migrante y solicitante de refugio con mapeos de capacidades instaladas; un plan de rescate para las 377 niñas, niños y adolescentes que se encuentra en estaciones migratorias; un plan piloto para Chiapas y Tabasco, que podría replicarse en otras entidades; una agenda de armonización legislativa; fortalecer la campaña contra la xenofobia realizada por el Consejo para Prevenir la Discriminación (CONAPRED); una estrategia de comunicación política y social, así como un plan de registros administrativos a realizarse con el DIF.