Mie. Sep 18th, 2019

Migrants, part of a caravan of thousands from Central America trying to reach the United States, make a line to receive food, as they stay in tents in a street close to the border wall in Tijuana, Mexico, December 8, 2018. REUTERS/Carlos Garcia Rawlins

CNDH inició 19 quejas por violaciones a derechos de migrantes

La CNDH brindó atención humanitaria a las casi 10 mil personas integrantes de la caravana migrante.

La CNDH pidió realizar una visita de monitoreo a la frontera de México con Estados Unidos y México con Guatemala para identificar las condiciones de acceso.

 

 

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) informó que como parte de la atención humanitaria que se brindó a las casi 10 mil personas integrantes de la caravana migrante, en los meses de octubre y noviembre emitió 21 medidas cautelares dirigidas a autoridades de los órdenes federal, estatal y municipal para que brindaran apoyo basado en el respeto a los derechos humanos y a la dignidad de esas personas, además de abrir 19 procedimientos de queja.

Al presentar ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) el informe sobre la “Situación de derechos humanos de las personas que integran la Caravana de Migrantes”, en el marco del 170 Periodo Ordinario de Sesiones que se lleva a cabo en la ciudad de Washington, el organismo solicitó desarrollar un análisis que permita identificar y atender desde una óptica de derechos humanos los factores que producen la migración de amplios grupos de personas en sus países de origen, para ofrecer alternativas a la migración.

Del mismo modo, pidió realizar una visita de monitoreo a la frontera de México con Estados Unidos y México con Guatemala para identificar las condiciones de acceso y situación en general que prevalecen, y prever un mecanismo de seguimiento y acción inmediata por el cual puedan trabajar de manera coordinada la CIDH y las Instituciones Nacionales de Derechos Humanos de los países involucrados.

También, elaborar una guía, lineamientos o protocolo para regular el uso de la fuerza cuando sea requerido, guardando la proporcionalidad y atendiendo la vulnerabilidad de las personas migrantes; considerar la necesidad de acciones inmediatas de respuesta y atención ante eventuales sucesos de flujo intenso como el de una caravana y evaluar la adopción en esos momentos de medidas cautelares por la CIDH.