Comunidad de Ixhuatlán de Madero, primera del país con Plan de Desarrollo

La comunidad Ojital El Cuayo, del municipio de Ixhuatlán de Madero es la primera en el país en contar con su Primer Plan de Desarrollo Ejidal, lo que le permitirá una adecuación, planeación y utilización de recursos gubernamentales, expuso el doctor Carlos Ricardo Menéndez Gámiz, investigador de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) durante su conferencia en el Segundo Foro Objetivos de Desarrollo Sostenible, en Zongolica.

 

Este evento fue organizado por el diputado Ignacio Enrique Valencia Morales en colaboración con el voluntariado de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

 

En la conferencia dirigida a estudiantes de la Universidad Veracruzana Intercultural (UVI), del Instituto Tecnológico de Zongolica (ITEZO) a través de sus diversos Campus, el doctor Menéndez Gámiz destacó la importancia que los integrantes de las comunidades realicen un ejercicio de planeación y den prioridad a lo que ellos consideren importante.

 

Muchas ocasiones las acciones de Gobierno llegan a las comunidades, pero no están bien focalizadas para lograr desarrollo, por lo que debería haber un diagnóstico y evaluación de las acciones, abundó.

 

El Plan de Desarrollo Ejidal es un documento en el cual están plasmados los objetivos como comunidad y destacan los proyectos a realizar a corto plazo; con la conformación de comités para lograr acciones y la planeación financiera adecuada, aseguró el investigador de la UNAM.

 

En la ponencia, celebrada el pasado 23 de octubre en el salón anexo al Ayuntamiento de Zongolica y con la participación de los diputados Ignacio Enrique Valencia Morales y Mariela Tovar Lorenzo, presidente y secretaria, respectivamente, de la Comisión de Asuntos Indígenas del Congreso del Estado, el ponente refirió que las comunidades pueden privilegiar asuntos de mayor importancia en su agenda, que tendrá como resultado un desarrollo organizado y recursos públicos aplicados en beneficio de todos.

 

En su agenda de trabajo para 2030 –a través de su Plan de Desarrollo Ejidal- la comunidad El Cuayo contempla proyectos de huertos familiares, tortillerías de maíz orgánico, colectar el PET y transformarlo, entre otros, lo que vendrá a crear desarrollo social y bienestar para las familias.

 

Esta acción debe replicarse, porque Zongolica también tiene mucho potencial que debe aprovecharse, invitó.

 

El conferencista convocó a los estudiantes de los municipios aledaños a Zongolica a actuar desde hoy y conformar grupos de trabajo con sus maestros, vecinos, amigos y familiares para que las metas a futuro tengan un Plan y puedan lograrse, no sólo para beneficio personal, sino de toda la comunidad.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *