Cristiano Ronaldo ‘obligó’ a Rafa Benítez a cambiar el esquema contra el Sporting de Gijón

El partido ante el Sporting de Gijón dejó muy visible la incomodidad de Cristiano Ronaldo. El luso, partiendo desde la izquierda, no encontró huecos y fue otra víctima más del atasco del equipo en el ataque, dado que la nueva colocación de las piezas no ha surtido efectos positivos por el momento. Todo esto ocurrió antes de que a raíz de su intención de preservar su sitio en el flanco izquierdo, Benítez cambiase el esquema que traía pensado para el partido.

Cuenta Cope que Benítez modificó el sistema con el que iba a enfrentarse al Sporting cuando Cristiano Ronaldo le dijo que no a su propuesta de que formara junto a Jesé en la pareja de delanteros de un 4-4-2 en rombo, con Bale de mediapunta. El luso rechazó la oferta y el entrenador tuvo que cambiar de planes y retomar el 4-2-3-1 con Cristiano por la izquierda.

Y es que Cristiano, a pesar de lo que parecía un proceso natural, no quiere ejercer de delantero centro. Anda molesto por las repetidas peticiones para que así sea y por el afán en potenciar las cualidades de Bale, que el pasado domingo, además de habitar el centro de la mediapunta también se fue a la izquierda, zona del ‘7’.

Cristiano barrunta que la idea de Benítez, a pesar de que ha aceptado la preferencia de Bale de jugar de mediapunta, es que el galés juegue por la izquierda. De hecho, casi de forma natural, el de Cardiff se desplazó en no pocas ocasiones a ese sector del campo en la primera parte, protagonizando buenas acciones.

Antes del partido, Benítez daba vueltas a a idea que finalmente fue rechazada, la de colocar a Cristiano en punta: “Cristiano empieza en la banda izquierda y finaliza en el área, por eso marca muchos goles. Tiene libertad de movimientos para expresar todo su fútbol y todo su talento. Jugará de delantero si hace falta y si no en la banda izquierda, que es donde me gusta a mí”.

Curiosamente, el técnico apuntaba a una versión diametralmente opuesta de la que tiene Cristiano de la situación en la cabeza. El escaso feeling entre ambos muy sigue presente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *