Dejará la LXIII Legislatura un gran legado en trasparencia y rendición de cuentas

Destacó el presidente de la Junta de Coordinación Política, Juan Nicolás Callejas, la reducción de los plazos de fiscalización de los recursos públicos

Xalapa, Ver.

La LXIII Legislatura de Veracruz dejará un importante legado en materia de trasparencia y rendición de cuentas, tras reducir a menos de un año los plazos para la fiscalización de los recursos públicos, y el nuevo reto es lograr “aterrizar” las leyes aprobadas en la materia, para lo que deberán adecuarse las instalaciones de la Secretaría de Fiscalización del Congreso del Estado, afirmó el presidente de la Junta de Coordinación Política, diputado Juan Nicolás Callejas Arroyo.

Dijo que la nueva Ley de Fiscalización Superior y Rendición de Cuentas para el Estado responde a un reclamo popular: “Dolía a los Veracruzanos que dos años después de concluido un ejercicio constitucional o una administración, la Cuenta Pública apenas se estaba revisando. Hoy, el proceso se reduce a ocho meses, y quien tenga un probable desvió de recursos o daño patrimonial debe solventarlo a la brevedad, pues de lo contrario la autoridad intervendrá”.

Callejas Arroyo consideró muy importante que la sociedad se entere de que las observaciones se deben solventar en menos tiempo, “cuando todavía se tenga a la mano a los funcionarios que manejaron los recursos públicos: Independientemente de este legado legislativo, para hacerlo realidad este Congreso dejará todas las instalaciones y los recursos materiales necesarios para que las leyes se apliquen”.

Durante una entrevista, celebrada al término del tercer informe de labores del auditor general del Órgano de Fiscalización Superior del Estado (Orfis), Lorenzo Antonio Portilla Vásquez, el Diputado destacó la relevancia de estos avances, que garantizarán que las leyes de trasparencia y rendición de cuentas aprobadas no sean letra muerta.

La Secretaría de Fiscalización del Congreso trabaja coordinadamente con la Comisión Permanente de Vigilancia y con el Orfis –continuó–, para lograr la correcta rendición de cuentas. También reconoció el trabajo del Auditor General, porque no se encerró a revisar las cuentas de los municipios y de los organismos autónomos, sino que ha armonizado toda su acción contable con las normas de la Federación.

También destacó que independientemente de tener un perfecto control del manejo de las finanzas del estado, se logró establecer los espacios para que la sociedad esté informada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *