Jue. Mar 21st, 2019

-Denunciar, no alardear

Gustavo CADENA

Buen día apreciado lector:

Tiempos estos de cambio, pero también para los dimes y diretes.

Es cierto que en el plan de los nuevos gobiernos federal y estatal está el acabar con la corrupción oficial, recuperar la seguridad pública, crear más empleos y más ingresos para las familias.

A raíz del relevo en las dependencias de todas partes surgen quejas, lamentos y señalamientos por las corruptelas detectadas en pasadas administraciones.

Claro que es necesario, que se conozca santo y seña de los funcionarios que han hecho mal su trabajo y que han abusado no solo del erario, sino afectado arbitrariamente a muchos trabajadores sabiendo que las demandas laborales las paga el gobierno y no ellos, pero lo importante, más que se anuncie a futuro que se actuará contra tal o cual fulano, es que se actúe y que se informe en presente.

Es muy fácil buscar los reflectores de la prensa y las redes sociales para salir a la palestra anunciar vamos a hacer esto y vamos a hacer lo otro;

qué fácil es litigar desde los medios como lo hizo ayer el ex alcalde de Coatepec, conocido como “Juanelo”, agarrado del afamado abogado Jorge Reyes Peralta para cual justiciero Santa Clós, repartir amenazas de que “denunciará” a todos los que según él le arruinaron años de su vida.

Eso ya resulta anticuado e insisto nadie cree ya ese estilo canino que bien describió Don Miguel de Cervantes Saavedra en El Quijote de la Mancha.

Ahora empezaremos a creer, cuando la gente del gobierno o del sector privado que se sienta afectada, anuncie, en presente que presentó ya oficialmente ante los órganos correspondientes la denuncia por tal o cual ilícito, no que apenas la va a presentar.

Hablando de Coatepec el que me dicen está haciendo las cosas bien, es el actual presidente municipal Luis Enrique Fernández Peredo, quien acaba de presentar su primer informe de labores, en el que resalta una vasta obra material y solidaria en beneficio de la población. Este tipo de acciones sí lo agradecen los ciudadanos.

El prestigiado abogado, notario público y ex procurador general de la República Ignacio Morales Lechuga,  se defendió de inmediato a través de las páginas de El Universal, donde es destacado colaborador, de las “totalmente falsas y por tanto calumniosas, difamatorias e infundadas acusaciones hechas en su contra por un narcotraficante colombiano, durante el juicio que se sigue a Joaquín Guzmán Loera en Nueva York.

Nacho, como lo conocimos muchos veracruzanos en la campaña y gobierno de don Agustín Acosta Lagunes, siempre se distinguió por su honestidad, desde aquel entonces ya contaba con su notaría y tan le iba bien que cuando llegó a Xalapa trajo dos autos deportivos de lujo y en la actualidad su notaría es de las más famosas. Por su profesionalismo y capacidad, lo buscan a diario personajes de los más altos niveles de la República. Saludos a Rosita su leal Secretaria.