Desarrolla Japón viviendas anti-sismos

Las viviendas además son muy económicas y la empresa tiene planes de expandir sus negocios al extranjero.

Una compañía de la prefectura nipona de Ishikawa, frente al Mar del Japón (o Mar del Este), es la primera del mundo que logró comercializar viviendas de espuma de poliestireno.

Las casas, que emulan a una cápsula, poseen una gran resistencia, capaz de soportar intactas terremotos como el de abril pasado que golpeó fuertemente la prefectura de Kumamoto.

Las viviendas además son muy económicas y la empresa tiene planes de expandir sus negocios al extranjero.

Ya se han erigido más de un millar en diversas partes de Japón, algunas de ellas precisamente en la prefectura de Kumamoto, donde ya demostraron su resistencia.

El poliestireno es un material sintético y ligero que se utiliza para realizar envases, por ejemplo vasos.

“Es algo interesante, son más sólidas de lo que pensaba”, opinó un visitante de una de estas casitas durante una exhibición en la ciudad de Kaga.

Las paredes están revestidas de pintura y otros materiales que ayudan a aislarla de los rayos ultravioleta

“Los expertos dicen que estas casas con forma de cúpula pueden duran entre 200 y 300 años si reciben el mantenimiento adecuado, que consiste en cambiar cada 10 años el revestimiento contra los rayos ultravioleta”, explicó Katsuyuki Kitagawa, el inventor de esas estructuras, a Radio Japan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *