Desde el Parque

Muy tarde Joaquín Caballero

Por Iván Calderón

El desmarque del alcalde de Coatzacoalcos Joaquín Caballero Rosiñol para con el gobierno de Javier Duarte ha sido funestamente tarde.

Joaquín representa un verdadero lastre para los diferentes sectores del municipio, y nadie le compra el cuento chino de estar ahora si preocupado por los ciudadanos, cuando la luna de miel entre el primer edil y el gobernador era interminable.

El munícipe porteño le aceptó de todo al mandatario veracruzano, y ahora bajo una misiva mediática supone que regresará el tiempo para compensar los errores cometidos.

Las alertas en materia de seguridad se encontraban encendidas desde tiempo atrás y preso de una colosal necedad este gris personaje no reconocía que la situación de Coatza era para él incontrolable.

Fue el mismo senador Fernando Yunes Márquez quien hace más de un año le solicitó a este funcionario acudir juntos a la federación para solicitar su intervención ante la ola de violencia que se vivía y que últimamente se ha recrudecido.

Pero no, en aquellos momentos Joaquín Caballero se negó con la infantil excusa de que “Duarte no le daba permiso.

Hágame usted el favor.

El tema de inseguridad no es algo que “hace dos semanas” por lo que ha sido muy tardía su actuación.

En fin, las cartas y próximas declaraciones de este presidente municipal tuvieron que hacerse en el pasado, porque hoy en día al igual que su jefe político, Caballero carece de credibilidad siendo el responsable de un gobierno municipal calificado por los ciudadanos como el más infame en la historia de Coatza.

¿O me equivoco?

POR CIERTO, ante la crisis que atraviesan tanto el Revolucionario Institucional, así como sus partidos aliados, en Coatzacoalcos surge la posibilidad de que Guadalupe Félix Porras sea el único activo político con el que cuenten para ganar la tan disputada alcaldía.

Lupe Félix sigue gozando de prestigio, además de mantener un constante acercamiento con la población electoralmente activa que la convierte en una carta fuerte para el 2017.

Ya veremos si las estrellas se le alinean u otra vez Marcelo Montiel insiste en ser derrotado con sus candidatos, ya que es muy sonada la posibilidad de que Carlos Vasconcelos Guevara le entre a la lucha de la presidencia municipal, cuando ni con el apoyo de José Yunes Zorrilla ganaría, ante el desprestigio que sufre este instituto político en toda la zona sur del estado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *