Desde la esquina

Seudolíderes

POR RAYMUNDO LEÓN

Hay tres seudolíderes que quieren los recursos que deben ser entregados a caficultores. Son Rubén Barrera Nader, presidente de la Fundación Produce, José Julio Jácome, presidente del Consejo Regional del Café, y Jaime Cano, presidente del Sistema Estatal Producto Café.

Dicen quienes los conocen que se han dedicado a vivir de los recursos que las autoridades destinan a los productores. Bajo el argumento de que representan a miles de caficultores ellos han recibido por años recursos que las instituciones destinan a los productores.

Este año se aprestan a hacer lo mismo. Se habla de que la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) distribuirá en unos días 273 millones de pesos a productores de café. Por ello, Edgar Díaz Fuentes, diputado presidente de la Comisión de Desarrollo Agropecuario, Rural, Forestal, Pesca y Alimentación del Congreso del Estado, ha hecho el exhorto a los funcionarios de la delegación de la Sagarpa para que no entreguen recursos de apoyo a los cafetaleros a ninguno de los tres pseudo líderes mencionados. De ignorar el llamado del legislador Rubén Barrera Nader, José Julio Jácome y Jaime Cano dejarían, otra vez, sin apoyo a unos 90 mil productores y no se solucionarían los problemas por los que atraviesan.

“Por ello, en este momento es bueno exhortar a la delegación de la Sagarpa que distribuya los 273 millones de pesos directamente a los productores de café en lugar de entregarlos a esos tres vivales que se aprovechan de los pequeños productores de café y nunca reparten los apoyos que se les brindan”, refirió Edgar Díaz Fuentes hace apenas unos días.

Es bueno que la Sagarpa apoye a los caficultores con recursos que los ayudan a salir adelante, pero los funcionarios responsables de que se dispersen los recursos no deben dejarse sorprender por las mencionadas personas que sólo busca su beneficio y adjudicarse recursos bajo el argumento de que los entregaron a los productores. “La Sagarpa debe tener mucho cuidado en la aplicación de los recursos, no debe entregarlos a vivales como Rubén Barrera Nader, José Julio Jácome y Jaime Cano, quienes se dicen representantes de los productores, pero que están acostumbrados a vivir de ellos y de los recursos que les corresponden a los caficultores”, señaló el legislador.

Por lo expuesto por el representantes popular, los 273 millones de pesos próximos a entregarse deben ir a directamente a la base social, a las regiones cafetaleras. “En verdad nos preocupa mucho que los recursos vayan a las manos de un Barrera Nader, de un Alfredo Cano o de un José Julio Jácome, ya que son personas que se hacen pasar por productores cuando en realidad son empresarios que buscan quedarse con los recursos que Sedarpa, con la mejor de las intenciones, distribuye entre los productores”, asegura el diputado local.

Edgar Díaz Fuentes informa que por años y gracias a una serie de mañas, los tres seudolíderes cafetaleros han engañado a los funcionarios de Sedarpa haciéndoles creer que representan a empresas por medio de las cuales dispersan los recursos a los productores de café, pero que ya es hora de que las autoridades vayan sabiendo quiénes son Rubén Barrera Nader, José Julio Jácome y Jaime Cano, quienes se autonombran presidentes de la Fundación Produce, del Consejo Regional del Café y del Sistema Estatal Producto Café, respectivamente, “cuando en realidad son un trío de vivales”.

Corresponsabilidad

El ayuntamiento de Xalapa intensificará la vigilancia en antros y todo tipo de establecimiento que expenden bebidas alcohólicas. La finalidad es evitar que menores de edad tengan acceso a este tipo de lugares y que consuman bebidas alcohólicas. Además, se vigilará que todos cumplan con el horario establecido en la legislación estatal.

Las acciones mencionadas pueden ayudar un poco a mejorar la seguridad y tener control de hechos que pudieran suceder. En ese sentido, el ayuntamiento de Xalapa hará valer los reglamentos que existen en la materia.

Américo Zúñiga Martínez, alcalde de la capital del estado, recordó que se reunió el viernes pasado con propietarios de antros y negocios expendedores de bebidas alcohólicas. En esa reunión, dijo el edil, “les solicitamos que nos corresponsabilicemos todos; si bien es cierto, los hechos de violencia son producto de una delincuencia que no es común, también es cierto que los hechos sucedidos no se habían dado y no queremos que se repitan. Xalapa es una ciudad con índices bajos delictivos, pero tiene problemas que a todos nos deben ocupar”.

Como reacción a los lamentables hechos registrados hace unos días en un antro de la ciudad, la administración de Américo Zúñiga hará una inversión muy importante en cámaras de video-vigilancia con la finalidad de contribuir a mantener la seguridad en la capital del estado.

El ayuntamiento de Xalapa no busca más que hacer lo que le corresponde en materia de comercio y seguridad, pero indudablemente en el tema deben estar involucrados también todos los que se encuentran inmiscuidos en este ámbito y respetar la normatividad existente.

Menos días, pero más horas

Al sector magisterial le preocupa el calendario de 185 días. El viernes pasado se realizó la séptima sesión de Consejo Técnico Escolar. El tema central de esa sesión fue que los maestros adoptaran 185 días laborales alargando las horas de clase, en lugar de los 200 días del actual calendario. En esencia, el propósito de no es acortar el calendario, sino alargar la jornada laboral.

A decir de Armando Azpeitia Díaz, asesor técnico pedagógico de secundarias técnicas, los estrategas de la Subsecretaría de Educación Básica de la SEP, operadores de las políticas de la OCDE así como de Mexicanos Primero pretenden que los maestros se pongan la soga al cuello y decidan solos alargar la jornada laboral. Con ello calculan darle vuelta a la oposición del magisterio a las escuelas de tiempo completo, que han sido un fracaso, piensan homologar gradualmente a todas las escuelas con horarios hasta las cuatro y media de la tarde. Luego de lograr esto, les será más fácil alargar y restaurar en un corto tiempo el calendario de 200 días sin vuelta al horario establecido.

Armando Azpeitia Díaz recuerda que la SEP nunca ha consultado a los maestros el calendario escolar y tradicionalmente lo define con la anuencia del SNTE.

En el cuadernillo del Consejo Técnico Escolar la SEP propone a los maestros analizar si es pertinente trabajar con los alumnos más horas de clase hasta las tardes, lo cual es anti pedagógico; por ello, el horario matutino no es una arbitrariedad, responde a los ritmos biológicos y de maduración de los niños y adolescentes.

Se adopte o no el calendario de 185 o 200 días de clases, la SEP ya tiene planeado el tiempo libre de los maestros obligándonos a tomar alguno de los 200 cursos que se han licitado a universidades privadas sin experiencia de trabajo en las escuelas y con lo que se demuestra el avance de la privatización de la educación y la discriminación de las escuelas normales como instituciones formadoras de docentes.

En el cuadernillo del Consejo Técnico Escolar supuestamente se deja que cada escuela determine el día de su Consejo, pero en realidad en la SEP ya se piensa trasladar esos consejos a las tardes y sábados, lo que conlleva más horas de trabajo sin mayor retribución salarial. Por ello, hay quienes exhortan a la clase magisterial a planear muy bien los acuerdos ya que lo que se ve venir es que a más tiempo libra habrá más cursos con el mismo salario con lo que se estaría aceptando entrar al juego de la Reforma Educativa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *