Desde la esquina

Finanzas sanas

Por Raymundo León

Los ayuntamientos de Veracruz atraviesan una grave crisis económica. Muchos de ellos se ven obligados a sortear muchas dificultades para pagar las quincenas de sus trabajadores de noviembre y diciembre, además de declararse insolventes para pagar aguinaldos.

Por ello, es una muy buena noticia para los trabajadores municipales de la capital del estado que el ayuntamiento local informe que les pagará sus catorcenas en tiempo y forma así como que sus aguinaldos están garantizados. No sólo existe la promesa que estos recursos serán pagados por la administración de Américo Zúñiga sino que ya comenzaron a pagarse entre los trabajadores del ayuntamiento xalapeño.

José Luis Lárraga Cruz, director de Recursos Humanos de ayuntamiento de Xalapa, informó que ya se pagaron algunos aguinaldos y que el resto de ellos se depositarán a los trabajadores de base el próximo viernes.

La acción mencionada es posible porque, como ya lo dijo Lárraga Cruz, el gobierno de Américo Zúñiga ha sido desde el primer día de mandato previsor y respetuoso de los derechos laborales. Durante los tres primeros años de su administración, el alcalde xalapeño ha cumplido con todos los requerimientos laborales, desde la protección personal de los trabajadores, incluida la dotación de los implementos, hasta las prestaciones económicas, en alianza y diálogo permanentes con las organizaciones sindicales, señaló el director de Recursos Humanos este domingo.

No obstante los fuertes problemas económicos derivados por la falta de entrega de recursos por parte del gobierno estatal, José Luis Lárraga afirmó que se ha empezado a cumplir con los compromisos económicos de fin de año y que así se hará con todos los trabajadores. Por lo pronto, a lo largo del año, el salario de los dos mil 350 trabajadores sindicalizados y los mil 200 empleados de confianza, por contrato y suplentes, ha sido pagado de manera puntual.

Por ese mismo orden financiero con los trabajadores y en general en todos sus gastos, la evaluadora financiera Fitch Ratings ha ratificado la calificación de A (mex) para Xalapa y manifiesta que la perspectiva crediticia se mantiene estable.

Dice el comunicado del ayuntamiento local que de acuerdo con los analistas internacionales, los factores que determinaron esta calificación fueron los niveles bajos de apalancamiento directo con sostenibilidad alta y la generación favorable de ahorro interno. “Además, la calificación del ayuntamiento está apoyada por el control observado en el gasto operacional, que compara favorablemente con la mediana del Grupo de Municipios Calificados por Fitch y por los niveles adecuados de liquidez”.

También se informa que la consultora destaca que en 2015 Xalapa experimentó una fortaleza recaudatoria mayor derivada de la implementación del programa de modernización catastral emprendido por el alcalde Américo Zúñiga Martínez, que incluyó la actualización de la cartografía y los valores catastrales. En 2015, los ingresos propios del municipio crecieron 20.7 por ciento.

Fitch espera que la generación de ahorro interno de Xalapa continúe favorable en 2016, rubro en el que se compara positivamente con respecto a los otros ayuntamientos analizados. “Derivado de lo anterior, con un nivel bajo de deuda y sostenibilidad fuerte, el municipio ha presentado balances fiscales positivos durante los últimos años”.

Dice el informe presentado que el mantener una buena calificación crediticia como la de A (mex) habla de la fortaleza financiera del municipio y, en caso de solicitar un préstamo, le permitiría acceder a mejores condiciones financieras que las de otros ayuntamientos.

Poner orden

La de la secretaria de Educación, Xóchitl Adela Osorio Martínez, fue tal vez la comparecencia más complicada y la más larga de todas las que se han realizado hasta ahora.

La funcionaria no salió bien librada de su cometido debido a los fuertes cuestionamientos de los legisladores de todos los partidos. Hubo veces que incluso que por cuestionar acremente los legisladores no respetaban el tiempo de sus intervenciones. Por ello, el presidente de la Comisión Permanente de Educación y Cultura, el diputado priista José Roberto Arenas Martínez, tuvo que imponerse en varias ocasiones. De no hacerlo, seguramente los ánimos y reclamos legislativos se hubieran desbordado aún más en contra de la secretaria de Educación.

La comparecencia duró poco más de siete horas y en el transcurso de ese tiempo, el legislador presidente de la Comisión de Educación y Cultura demostró con energía y firmeza una y otra vez un buen manejo de la situación.

José Roberto Arenas Martínez es presidente de la Comisión Permanente de Educación y Cultura porque sabe de temas educativos y demostró que por muy álgida que sea la situación en que le toque poner orden, lo hará con eficacia.

El diputado es originario de Álamo-Temapache, ha sido profesor de educación secundaria técnica en diversas escuelas en el norte del estado. Asimismo, se ha desempeñado como subdelegado regional de la Secretaría de Educación de Veracruz en Álamo y cuenta con maestría en educación.

En su agenda legislativa, Arenas Martínez tiene algunas propuestas interesantes para el ámbito educativo del estado, mismas que pondrá a consideración del resto de los legisladores en las próximas semanas.

Servidores con ética

Entre el 23 y 25 de este mes se realizó el Segundo Taller de Autoevaluación de la Integridad (IntoSAINT). El propósito de ese taller es lograr que en el país haya servidores públicos profesionales, conocedores de su materia y con profundas convicciones éticas.

La Auditoría Superior de la Federación y la Asociación Nacional de Organismos de Fiscalización Superior y Control Gubernamental, A.C. (ASOFIS) organizaron el taller. La mencionada herramienta, afirma Lorenzo Antonio Portilla Vásquez, auditor general del Órgano de Fiscalización Superior, se implementará primero en los órganos de fiscalización superior del país y después se hará extensiva a los poderes estatales y ayuntamientos.

El taller, ha informado el titular del ORFIS, es un instrumento que permite evaluar los riesgos de integridad al interior de las entidades de fiscalización superior y medir el nivel de madurez o resistencia de sus sistemas de información y de controles internos contra posibles violaciones de integridad; además, proporciona recomendaciones sobre la forma en que las entidades mencionadas pueden mejorar su gestión de la integridad institucional.

En diciembre de 2014, Veracruz fue sede del primer Taller de Autoevaluación de la Integridad (IntoSAINT). El informe que ese mismo año remitió la Auditoría Superior de la Federación respecto de los avances obtenidos indica que en el ORFIS no existen amenazas organizacionales relevantes que atenten contra la integridad de la institución.

También dice el informe que se comprobó la existencia de avances notables respecto del desarrollo e implementación de una política de integridad, así como al establecimiento de una cultura organizacional abierta, proactiva, preventiva y consciente de la relevancia que guarda la integridad institucional en la labor de auditoría gubernamental. Por lo anterior, se considera pertinente avanzar en estos esfuerzos con la finalidad de consolidar las acciones y atención brindada por la Alta Dirección en la materia y lograr que el compromiso en el tema sea permanente.

La metodología en la que se basa el mencionado taller es aplicable a todos los integrantes del Sistema Nacional de Fiscalización, y de acuerdo con ella, los órganos responsables de la fiscalización gubernamental realizan un análisis de riesgos con enfoque en integridad que resulta en la emisión de un informe con recomendaciones relevantes a cada entidad en particular.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *