Dom. Sep 27th, 2020

Duarte gastó más de 109 mdp en quimioterapias falsas, afirma Yunes

XALAPA, Ver. (apro).- En los sexenios de Javier Duarte de Ochoa y Fidel Herrera Beltrán, la Secretaría de Salud del estado mantuvo una “relación comercial” con empresas que abastecieron medicinas clonadas, quimioterapias falsas, insumos pirata o medicamentos apócrifos, y a una sola de esas firmas el gobierno duartista le facturó 109 millones de pesos, denunció el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares.

El expriista detalló que la compra de esos medicamentos se realizó desde 2006 hasta 2013 a diversas compañías, entre ellas Sociedad Comercializadora de Especialidades Médicas SA de CV, Oncopharma SA de CV, LABBSA SA de CV, Suministro MAXBEC SA de CV y LIDMED SA de CV, la mayoría proveedoras desde el sexenio de Herrera Beltrán.

“La Secretaría de Salud está concluyendo la investigación para saber cuántas piezas se adquirieron, dónde y en qué hospitales se aplicaron, pero de ninguna manera tiene que haber preocupación entre los enfermos y entre los pacientes”, expuso Yunes Linares en una rueda de prensa realizada en la sala de cabildo de Coatzacoalcos, al sur de la entidad.

Desde 2010, durante el gobierno de Fidel Herrera Beltrán –agregó–, la farmacia del Centro Estatal de Cancerología identificó medicamentos oncológicos con “posibles alteraciones” en su composición, y eso ha sido confirmado por su fabricante, el laboratorio Roche, que desconoció el producto como original y aseguró que “no contiene principio activo”, es decir, no se está en presencia de un medicamento oncológico.

Yunes recordó que en aquel entonces diversos medios, desde ese año, reportaron la existencia de medicamentos con posibles alteraciones, entre ellos oncológicos.

“Durante el gobierno de Javier Duarte de Ochoa se continuó con la compra de diversos medicamentos a la empresa relacionada directamente con la primera denuncia identificada y a otras más”, resaltó.

Ante el escándalo, consignado en diversos medios nacionales e internacionales, Yunes Linares giró instrucciones a la Secretaría de Salud estatal para verificar el nivel de surtimiento y la calidad de los medicamentos que se suministran a la población en los 56 hospitales y más de 700 centros de salud.

También se están revisando los antecedentes sobre denuncias de grupos de padres de familia, médicos y enfermeras, así como de la sociedad en su conjunto, sobre el uso de medicinas apócrifas, clonadas o piratas, particularmente en el tema oncológico.

Por lo pronto, será la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios quien auxilie al gobierno de Yunes Linares en la verificación de los insumos médicos que desde el pasado 1 de diciembre proporciona esta administración para asegurar la calidad, confiabilidad y efectividad de los mismos.

“La Secretaría de Salud y la Contraloría General del estado se encuentran en proceso de rescatar documentos y poder conocer la magnitud de estos eventos. Se tiene conocimiento que la mayor parte de los documentos fueron destruidos”, expuso Yunes.

Por separado, el fiscal general del estado, Jorge Winckler Ortiz, expuso hoy que las denuncias por el suministro de medicamentos y tratamientos falsos para pacientes de VIH-sida y con cáncer fueron desechadas, pues la anterior administración determinó el “no ejercicio de la acción penal”.

“La mayoría de ellas (las denuncias) ya están concluidas y habrá que ver cuáles de ellas no se han terminado”, sostuvo.
Winckler lamentó que varias de esas investigaciones no puedan reabrirse por ley, pero hay otras –dijo– que continúan su curso y se les dará seguimiento para dar con los responsables de aplicar supuestamente “agua salina” a niños con cáncer.

Por otra parte, solicitudes de transparencia que realizó este reportero ante la Secretaría de Salud del gobierno federal en los años 2013, 2014 y parte del 2015 ahondan sobre la alta incidencia de mortandad, sobre todo en mujeres y menores de edad a causa del cáncer, que ahora siembran dudas sobre la calidad de los medicamentos suministrados.

La solicitud con el folio 0001200244315, obtenida en la plataforma Infomex, arrojó que en el lapso comprendido entre 2013 y 2014 y el primer trimestre de 2015, el centro estatal de Cancerología “Doctor Miguel Dorantes Mesa”, con sede en esta capital, registró 32 decesos de menores de edad, de acuerdo con los “cubos de defunciones” del Centro Nacional para la Salud de la Infancia y la Adolescencia de la Secretaria de Salud federal.

En el caso de las mujeres, las cifras son más alarmantes, pues de cáncer cervicouterino y de mama fallecieron mil 719 en Veracruz en el periodo señalado, según la dependencia.

Otra solicitud de información (0001200244315) destaca que en el primer trimestre de 2015, 109 mujeres mayores de 25 años perdieron la vida por un tumor maligno cervicouterino, mientras que 107 fallecieron por cáncer de mama.

El oficio SIDSS/DGIS/001602/2015 detalla que en la numeralia de otros tipos de cáncer (colon y recto, vejiga, linfomas, leucemia, páncreas y otros), 45 personas (masculinas y femeninas) perdieron la vida en la entidad en los tres primeros meses de 2015.

Las escalofriantes cifras que aporta la Secretaría de Salud federal señalan que en promedio una de cada diez muertes por cáncer en el país ocurre en Veracruz.

El cáncer de boca, estómago, colon, hígado, páncreas, tráquea, pulmón, leucemia, ovarios, vejiga y linfomas ha ocasionado 324 decesos en el estado entre 2013, 2014 y el periodo de enero a marzo de 2015.

En 2013, por ejemplo, 78 personas murieron de leucemia y 65 un año después. En lo que va de 2017, nadie ha fallecido de ese tipo de cáncer. En contraste, en 2014 nueve personas perdieron la vida por linfomas, y en lo que va de este año han muerto 26, una cifra atípica.

El hospital de Cancerología “Miguel Dorantes Mesa” no tiene liquidez presupuestal, situación que se ve reflejada en las constantes cancelaciones de quimioterapias y la falta de reactivos para detectar la enfermedad, según familiares de personas que acuden constantemente a dicho nosocomio.