Duarte, Obamacare y expresidentes en apuros

Dos de las órdenes de aprehensión en contra del exgobernador mexicano Javier Duarte fueron suspendidas hoy después de que se celebrara la primera audiencia del otrora mandatario del estado de Veracruz, para leerle los cargos.

Eso no significa que Duarte quedará libre durante el proceso que se libra en su contra, pues se mantienen –por ahora– las órdenes de detención por cargos federales.

Sin embargo, es solo uno de los tropiezos al inicio del proceso contra el exgobernador. Durante su primera audiencia, después de haber sido extraditado a México desde Guatemala, los representantes de la Procuraduría General de la República mexicana no fueron capaces de acreditar el desfalco que le achacan –por el momento solo pudieron comprobar el desvío unos 2 millones de dólares cuando lo acusan de malversar alrededor de 22 millones– y el juez incluso dijo que “es evidente la dificultad” de los fiscales “para encontrar los datos que les están siendo requeridos”.

No es la mejor señal para un caso que será una prueba para el sistema de justicia mexicano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *