Ecuador espera que en Venezuela se dé paso al diálogo por la paz

El embajador de Ecuador en México, Leonardo Arízaga, confió en que, a pesar de la polarización en Venezuela, se dé paso a un diálogo entre todos los actores sociales que permita resolver los problemas que enfrenta esa nación, en aras de la paz y de la tranquilidad que merece el pueblo hermano.

“Nosotros creemos que los venezolanos deben resolver sus problemas ellos. Ese país tiene diferentes partidos políticos, diferentes tendencias, es una sociedad muy polarizada, en la que el diálogo es muy difícil, y lo puedo decir como exembajador del Ecuador en Venezuela”, expresó a Notimex.

Además, “a veces cuando uno habla con gente del chavismo, y después con gente de la oposición, es como si se estuviera en dos países diferentes, pero es fundamental que ellos trabajen juntos, que encuentren una solución”, puntualizó en entrevista.

El diplomático destacó los esfuerzos que realizan en Lima, Perú, cancilleres y representantes de 17 países de América Latina, incluido México, para abonar a que los venezolanos caminen en ese sentido, luego de la crisis que enfrentan después de que el gobierno del presidente Nicolás Maduro instaló la Asamblea Constituyente.

Cuestionado sobre las expresiones en el sentido de que en esa nación se vive una “ruptura al orden democrático”, comentó que sin duda hay diferentes versiones sobre lo que pasa en Venezuela. “Cuestionamientos serios”, dijo.

No obstante, recalcó que “nosotros estamos conscientes de esas críticas, pero consideramos que la democracia en Venezuela tiene que continuar, tiene que consolidarse, tiene que incluir a todos los actores de la sociedad y que ellos son quienes deben encontrar la solución”.

Incluso, señaló, hay muchos esfuerzos que no están visibles para la opinión pública, “pero mucha gente está haciendo esfuerzos muy grandes para que Venezuela pueda vivir en paz, para que su pueblo pueda vivir como debe ser”.

Respecto a si en este caso se requiere la figura de un mediador, señaló que la solución tiene “muchísimas opciones”: la negociación, un mediador, los buenos oficios, la conciliación, además, la práctica diplomática da muchas opciones a los negociadores y las partes tienen que aceptarlas para poder avanzar.

Comentó que en una negociación hay que ceder; “siempre los dos tiene que estar de acuerdo al final del día”, subrayó.

Interrogado respecto a si Venezuela debe retornar al orden democrático, dijo: “Nosotros no hemos dicho que Venezuela está distanciado del régimen democrático. Lo que hemos dicho es que Venezuela es un país que tiene muchos problemas, un país que requiere diálogo, que puede contar con la comunidad internacional para llegar a un acuerdo”.

Además, “comenzar a calificar lo que dicen un lado y el otro no contribuye a una solución. Nosotros estamos siempre muy cuidadosos de lo que decimos y obramos, siempre de buena fe, porque queremos que Venezuela viva en paz”, enfatizó.

Por otra parte, el embajador destacó la excelente relación de amistad y comercial que hay entre Ecuador y México, la cual se busca profundizar en sectores como el minero. “Actualmente la relación entre las dos naciones es muy buena. Tenemos más de cinco mil millones de dólares de inversiones de México en el Ecuador”.

Arizaga comentó que en Ecuador están instaladas 300 empresas mexicanas, las cuales proporcionan trabajo a miles de ecuatorianos, incluso, durante el terremoto de magnitud 7.8 grados ocurrido en abril de 2016 en la zona costera de su nación, contribuyeron con diversos productos y apoyo a los damnificados.

Expuso que sólo en la última década su nación ha tenido “70 mil millones de dólares en nuevos proyectos de infraestructura y en sectores estratégicos. Ninguno de esos proyectos los hicimos con México, lo hicimos con China, Brasil, Rusia y Corea”.

De ahí que “queremos ampliarlo a México, y uno de los productos que tenemos son los mineros, porque hay muy buena minería en esta nación, con empresas que tienen mucha experiencia y capacidad”, abundó.

Detalló que la relación con México “va más allá de comercio e inversiones, trabajamos muy de cerca en temas de seguridad, de combate al narcotráfico, tráfico de migrantes, trata de personas”.

Al referir que Ecuador es el segundo país más seguro en América Latina, solo superado por Chile, al lograr reducir significativamente la tasa de homicidios de 17.5 a 5.5, lo que representa dos mil asesinatos menos que los cometidos hace una década, precisó que con México se trabaja en intercambio de información.

“Justo estos días ha ido gente del equipo del comisionado nacional de Seguridad, Renato Sales, irán oficiales de la Policía Federal, estamos trabajando en muchos temas”, aseveró.

A pregunta expresa, aclaró: “No somos ejemplo para nadie. Cada país tiene sus retos. México es un país gigantesco, con 120 millones de habitantes, nosotros tenemos apenas 16 millones de personas en 250 mil kilómetros cuadrados, somos del tamaño del estado de Chihuahua; nuestra realidad es diferente, pero podemos compartir experiencias y lo hacemos de manera intensa”.

Finalmente, y de cara al 208 Aniversario de la Independencia de su nación, el jueves 10 de agosto, destacó que ésta se celebrará entre música, flores, comida tradicional y fraternidad, dado que se espera la asistencia de representantes del cuerpo diplomático acreditado en México.

“Están invitados la comunidad ecuatoriana radicada en México, secretarios de estado, autoridades locales, del Instituto Nacional de Migración (INM), de Comercio, Consejo Coordinador Empresarial, y esperamos que vengan muchos amigos para compartir con nosotros”, recalcó.

“Vamos a recordar a nuestros próceres, quienes hace 209 años iniciaron un proceso que permitió que ahora seamos un país independiente”, detalló el embajador Arízaga Schmegel.

Indicó que el 2 de agosto de 1810, el pueblo de Quito se sublevó y trató de liberar a sus próceres de las fuerzas realistas, sin embargo, éstas los ejecutaron a todos, “lo que constituyó un duro golpe para todos nosotros”.

Trece años después, el 24 de mayo de 1822, “el Ecuador logró finalmente ganar a las fuerzas realistas; los patriotas vencieron en la batalla del Pichincha y desde ahí somos un pueblo independiente”, añadió.

Con más de un año y medio en nuestro país, el diplomático hizo hincapié en la cercana relación que hay entre su país y México, misma que inició en el Siglo XIX con el segundo presidente ecuatoriano, Vicente Rocafuerte y Rodríguez de Bejarano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *