El Museo de Ciencia y Tecnología

El equipamiento cultural abrió en el año 1992, en tiempos del gobierno de Dante Delgado con el esfuerzo y bajo la iniciativa del político veracruzano Emilio Gómez Vives, quien seguramente hoy volvería a morirse, de ver en que ha quedado su esfuerzo; el Museo de Ciencia y Tecnología tuvo muchísimo éxito y fue referente de muchos otros museos que lo tomaron como modelo.

Quien no tiene una fotografía junto a la Góndola Veneciana ahí exhibida, o en aquel Mustang parecido al de James Bond, parado uno junto al auto, con el copetazo noventero y las ropas horribles de aquellos años; todos nos idiotizamos con aquella lámpara de plasma, la esfera con rayos de colores que al contacto con la mano bailaban ¿La recuerdan?.

Tiempo después en el periodo de don Miguel Alemán vino Marinela Servitje, la de Grupo Bimbo, y junto con la mama de Anilú Ingram, la señora Vallines que no recuerdo como se llama, remodelaron todo e hicieron el Museo Interactivo de Xalapa, o sea el Mix; algo así como El Papalote, Museo del Niño, pero modesto; aún así tuvo muchísimo éxito, los niños maravillados y felices acudían cada fin de semana a ver el planetario, jugaban en la gratuita, brincaban en la sala de música y  conocían la sala del espacio; recuerdo que eran 7 salas y terminaban con la película en la pantalla Imax; Tiburones y la vida marina, El espacio, Los faraones egipcios y  un sinfín de filmes que enviaban desde Canadá, que por cierto se llevaron todo, porque nunca le pagaron a la distribuidora.

Cuando llegó Fidel Herrera puso a David Velasco de director, para desde ahí posicionarlo en la búsqueda de algún puesto de elección popular, con David al frente y sin presupuesto, las cosas marcharon pero no hubo para darle mantenimiento a las exposiciones, mucho menos para renovarlas; con mucho esfuerzo vino una exposición padrísima de Dinosaurios Animados a los jardines del museo que tuvo muchísimo éxito, hasta por televisa Veracruz se anunció la Expo para que la gente la visitara, anuncios que por cierto nunca fueron pagados, el pobre Ignacio Reyna se cansó de cobrar.

Luego de esto, llegó a la dirección la doctora Lendechy, alguien que nunca aparecía por ahí, luego con la llegada de Javier Duarte de Ochoa pusieron un director a cobrar su salario y éste jamás se ocupó de buscar patrocinios, gestionar recursos ni de nada; los salarios de los empleados que en muchas ocasiones cerraron el museo en protesta por que les debían, salían de las graduaciones y bodas que rentaban el salón, lo dejaron morir totalmente.

Con llegada del gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares, se pagaron los salarios y prestaciones que se debían a los empleados de años, algunos servicios atrasados,  pero no dio para más; ayer el SAT embargó los pocos trebejos que quedan ahí dentro, no se llevó a los empleados porque estos se resistieron, ahora si el Mix ya no tiene ni que exhibir.

Uno de los compromisos con Xalapa que en su campaña hizo Miguel Ángel Yunes Márquez, fue la remodelación del Mix y la creación de un centro de ciencia y tecnología para niños y jóvenes en el mismo sitio, no se dio y ojalá que el gobernador electo Cuitláhuac García, tenga algún proyecto similar, para este espacio que la niñez tanto disfrutó durante casi 26 años, y más porque seguro él en sus tiempos de estudiante habrá ido a sacarse las fotos en los helicópteros que afuera se conservan aún, los espacios culturales son importantes para el desarrollo de las ciudades.

Cosas de la vida y menudencias

Luego de las declaraciones hechas por el gobernador electo Cuitláhuac García con respecto al presunto abuso en contra de los Duarte Macías, el gobernador en funciones Miguel Ángel Yunes Linares, declaró ayer que a él no le importa que haya quien hoy venga a defender a Duarte y diga que fue un abuso actuar en contra de él, o que fue un error actuar en contra de su esposa, su gobierno seguirá en la lucha hasta el último día de su gobierno.

La realidad es que como dijo Felipe Calderón “haiga sido como haiga” los Duarte Macías abusaron del pueblo veracruzano, tengo claro que a los únicos que les gustaría verlos de regreso en Veracruz paseando, sería a sus familiares y amigos, si es que aún les quedan;  hasta donde sería sano pensar, el gobernador electo Cuitláhuac García, no pertenece ni al selecto circulo de amistades de los Duarte Macías, ni son familiares; sería sano se desmarcara de ellos, en todo caso que haga una consulta ciudadana, y como alguna vez dijo don Carlos Madrazo, “Si el pueblo dice a medio día que es de noche, hay que prender las farolas”.

Flaco favor le hacen algunos diputados federales aún en funciones, al gobierno electo veracruzano promocionando, deberían darse cuenta que en Veracruz no son ni queridos, ni populares; si de algún modo los ayudaron a llegar, no los ayuden a caer de la gracia del pueblo que los eligió antes de tiempo, digo cada quien es dueño de sus redes sociales, pero mucho ayuda el que no estorba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *