Elecciones 2018 en Estados Unidos: la división se hace más profunda

El senador republicano Ted Cruz por Texas, en un evento de campaña el lunes.

Después de lograr una serie de victorias en el Senado, los republicanos avanzaron en sus aspiraciones de expandir el control de la Cámara de Representantes. El Partido Republicano se impuso en tres estados: Tennessee, Indiana y Dakota del Norte, donde el presidente Donald Trump ganó por un amplio margen en 2016. El senador Ted Cruz, de Texas, también resultó victorioso en una contienda muy cerrada con el demócrata Beto O’Rourke.

A pesar de que el momento político favorece al Partido Demócrata, según los primeros resultados solo ha conseguido más de una docena de los 23 escaños que necesita para dominar la Cámara. Los demócratas también obtuvieron resultados mixtos en las elecciones de las gubernaturas y lograron sendas victorias en Illinois y Michigan.

Los primeros sondeos evidenciaron la profunda división que impera en la vida política estadounidense, con los demócratas que lograron ganar escaños en los distritos suburbanos donde los votantes con mayores ingresos y nivel educativo habían expresado su oposición al presidente Donald Trump.

Kansas tendrá una gobernadora demócrata

Laura Kelly, senadora estatal demócrata, ganó las elecciones de la gubernatura de Kansas, según The Associated Press.

Kelly derrotó a Kris Kobach, el secretario de Estado de Kansas que es un fuerte aliado de Trump y es conocido por sus opiniones radicales sobre la inmigración y los derechos electorales.

Los demócratas se regocijaron cuando Kobach ganó las primarias republicanas porque preveían que su retórica controversial podría ser una oportunidad para sus aspiraciones en ese estado. Y así fue.

Andrew Gillum admite su derrota en Florida

El demócrata Andrew Gillum perdió ante Ron DeSantis, lo que se considera como una importante victoria de Trump. DeSantis, de 40 años, derrotó a Gillum, uno de los candidatos más fuertes que los demócratas de Florida habían presentado en años. Desde 1998 los republicanos han ganado todas las elecciones de gobernador.

Gillum, quien dirigió una poderosa campaña para convertirse en el primer gobernador negro de Florida, admitió su derrota. “No podríamos estar más orgullosos de la manera en que hicimos esta campaña”, le dijo a sus partidarios. “Reconocemos que no ganamos esta noche”. En este trabajo se analiza la elección en ese estado.

Mitt Romney finalmente llegará a Washington

El exgobernador de Massachusetts y dos veces candidato presidencial ganó la elección del Senado de Utah, según The Associated Press.

Romney derrotó a la demócrata Jenny Wilson en una campaña que no fue muy competitiva. Los republicanos moderados esperan que pueda ejercer algún tipo de control sobre el actual mandatario, debido a las críticas verbales que le hizo a Trump durante la campaña de 2016. En este reportaje se hace un recuento de su candidatura.

Una victoria para Ted Cruz

21:03

El senador republicano por Texas ganó la reelección en una de las contiendas más ajustadas de las elecciones intermedias en el país, según The Associated Press. Cruz derrotó a Beto O’Rourke, el demócrata mejor financiado y más popular que se había postulado en Texas en años.

Los demócratas ganan gobiernos clave

Como se esperaba, los demócratas ganaron una serie de gobiernos importantes, entre ellos, Illinois y Michigan.

La demócrata Gretchen Whitmer, un exlideresa en el Senado del estado de Michigan que se presentó con el eslogan “Arreglar las malditas carreteras”, ganó el gobierno en su estado. En una de las contiendas más caras del país, J. B. Pritzker, el multimillonario heredero del Hyatt Hotel, derrotó al gobernador republicano en funciones Bruce Rauner en Illinois. Los demócratas también se aferraron a las gobernaciones en Pensilvania y Nueva York.

Esas son dos grandes victorias para el partido, que vio cómo su control sobre las administraciones estatales caía a solo dieciséis estados durante el gobierno de Obama. Los resultados siguen llegando para varias gobernaciones clave, incluida Florida.

 El cuarto de guerra electoral del Comité Nacional Republicano en Washington, el martes

En los primeros sondeos de este martes por la noche, los demócratas obtuvieron resultados mixtos. Muchos votantes se mostraron decepcionados porque ese partido espera que su base ofrezca un gran repudio al presidente Donald Trump.

Aunque el momento político favorece a los demócratas, el partido solo consiguió diez de los veintitrés escaños que necesita para tener el control de la Cámara de Representantes en las primeras informaciones de las elecciones intermedias. Varias contiendas muy reñidas parecían favorecer a los demócratas para ganar en Florida, un estado dominado por los republicanos.

Millones de estadounidenses acudieron a las urnas para votar en una de las elecciones intermedias más disputadas, más caras y quizás más importantes en la historia reciente de ese país. La elección motivó a los estadounidenses de ambos partidos, y las contiendas en todo el país mostraron la afluencia de una gran cantidad de votantes, casi por encima de las cifras de electores que votaron en las elecciones de 2014.

Desde Maine a California los candidatos intentaron enfocarse en los problemas del país, por lo que la elección se convirtió en algo mucho más amplio: un referéndum sobre los valores estadounidenses en la era de Donald Trump.

Hasta ahora, los demócratas tienen diez de los veintitrés escaños que necesitan para tener el control de la Cámara de Representantes. Sigue los resultados de la contienda electoral de los representantes aquí.

La derrota de Donnelly es un golpe para las esperanzas demócratas

El empresario republicano Mike Braun, de Indiana, ganó un escaño en el Senado, superando al senador Joe Donnelly, según The Associated Press.

La derrota de Donnelly asesta un duro golpe a los esfuerzos demócratas por recuperar el control del Senado. Los demócratas esperan que la senadora Heidi Heidkamp pierda su carrera de reelección en Dakota del Norte. Eso significa que el partido tiene que barrer las cuatro elecciones restantes del Senado para ganar la mayoría, algo bastante difícil.

La campaña en Indiana fue muy competitiva hasta los últimos días y atrajo a los mejores representantes de ambos partidos en los últimos días, incluidos el expresidente Barack Obama y dos visitas del presidente Donald Trump.

Donnelly fue uno de los demócratas más conservadores del Senado, incluso apoyó la propuesta del muro fronterizo de Trump y se negó a descartar el cambio de ciudadanía por nacimiento. Braun, por su parte, se postuló como un firme defensor del actual mandatario.

 El senador demócrata Robert Menéndez, de Nueva Jersey, fue elegido para un tercer mandato. 

Menéndez sigue en el senado

El senador demócrata Robert Menéndez, de Nueva Jersey, fue elegido para un tercer mandato el martes, a pesar de las reacciones públicas por su juicio federal por corrupción y las críticas oficiales que recibió del Senado por haber usado su cargo para beneficio personal. Lea más sobre esa elección

Cerraron las estaciones de votación en quince estados más, incluyendo Arizona, Wisconsin y Minnesota. Minnesota ha sido fundamental en los esfuerzos demócratas por dominar la cámara, con la mitad de los escaños del estado en juego. En Arizona la aspirante demócrata Kyrsten Sinema y la republicana Martha McSally compiten en una votación cerrada por el escaño del senador Jeff Flake.

Y en Wisconsin, el gobernador Scott Walker se enfrenta a una dura batalla de reelección contra el demócrata Tony Evers.

 Amy McGrath, al centro, candidata demócrata al Congreso en Kentucky, observaba los resultados de las elecciones en un hotel en Richmond, Kentucky, el martes. 

Kentucky: Barr vence a McGrath

El representante Andy Barr, un republicano en ejercicio, derrotó a Amy McGrath, una de las abanderadas más importantes del Partido Demócrata, según The Associated Press.

Esta elección cobró una importancia nacional como una prueba para determinar si los demócratas podrían ganar el apoyo de los votantes blancos de la clase trabajadora en las áreas rurales y si las mujeres se manifestarían contra la retórica y las duras políticas de la presidencia de Trump.

Dos triunfos para los demócratas

El Partido Demócrata obtuvo dos escaños en la cámara temprano en la noche, con las victorias de Donna Shalala, en Florida, y Jennifer Wexton, en Virginia.

Shalala, una exfuncionaria del gabinete de Bill Clinton, venció a María Elvira Salazar, experiodista de televisión, por el cargo en el área de Miami en un distrito fuertemente latino.

Wexton ha liderado la contienda contra Barbara Comstock durante meses, al tal punto que muchos ya anticipaban la derrota de la republicana aunque su partido siguió gastando recursos para apoyar su reelección.

El distrito del norte de Virginia que ganó Wexton es el hogar de una importante población de mujeres ricas, con educación universitaria, que se han animado por su oposición al presidente. Los demócratas deberán hacer un buen trabajo con ese grupo demográfico porque será crucial para su éxito en otras elecciones suburbanas.

Sus victorias son muy importantes para los demócratas, quienes han visto cómo sus esperanzas se han visto frustradas al perder en distritos donde esperaban ser más competitivos como en la Florida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *