Empresa de Tarek Abdalá compró 10 propiedades en Estados Unidos

Al mismo tiempo que fungía como Director de Administración del DIF en 2011, se convirtió en unos de los dos directivos de Lanait LLC.

Mientras  Antonio Tarek Abdala Saad se desempeñaba como director del DIF de Veracruz durante el gobierno de Javier Duarte, creó y administró la empresa  Lanait LLC, que adquirió diez propiedades en California, Estados Unidos, con valor total de 3 millones de dólares.

Abdala Saad, quien ahora goza de una curul federal, ha sido señalado dentro de las investigaciones en contra de Duarte, como uno de sus operadores, en el tiempo en que se desempeñó como director del DIF y Tesorero en la Secretaría de Finanzas.

De acuerdo  con documentos con públicos  de la Secretaría de Estado de California, Estados Unidos, consultados a través del portal en línea,  se advierte que al mismo tiempo que fungía como Director de Administración del DIF en Veracruz en el 2011, se convirtió en unos de los dos directivos de Lanait LLC.

En la  compañía, que fue fundada en el 13 de junio del 2011, cuando Duarte tenía 17 meses como gobernador de Veracruz, Abdalá Saad comparte el puesto de director con su hermano Hissam Abdala Saad.

Cuatro años más tarde, el 18 de agosto del 2015, Laila Abdalá Saad, otra hermana del diputado, firmó como secretaria de la empresa que ahora está catalogada como “inactiva”. Pero no siempre fue así.

En los documentos de Secretaría de Estado de California, Estados Unidos,  destaca el hecho de que Lanait LLC está dada de alta con un domicilio en Coronado, California, el mismo condado donde tenía su residencia de descanso la ex líder sindical Elba Esther Gordillo.

Durante el primer año del gobierno de Javier  Duarte, cuando aún no se hacían públicos los  señalamientos de corrupción en su contra, Lanait LLC generó seis operaciones de compra-venta en San Diego, California.

Las operaciones sumaron un millón 666 mil dólares,  equivale a 20 millones de pesos, según el tipo de cambio de aquella fecha.

Al año siguiente, en 2012, la compañía generó otras cuatro operaciones  de compraventa  en San Diego California por un millón 243 mil 363 dólares,  equivalente a 16 millones 163 mil 719 pesos.

Las operaciones de compraventa representan 500 veces el salario mensual  que aquel entonces devengaba Abdala Saad, que en aquel tiempo, como director del DIF de Veracruz, tenía un salario de 39 mil 942 pesos.

Esto es, para lograr adquirir estas propiedades que adquirió en dos años, el actual legislador federal  tendría que haber trabajado 41 años.

E-consulta trató de ubicar las propiedades adquiridas por esta compañía, pero no fue posible, ya que las direcciones están protegidas por la legislación de protección de datos personales de California.

Empresa no declarada

Ni las propiedades ni la participación en la compañía fueron hechas públicas por Abdalá Saad en 2014, cuando presentó su declaración 3 de 3 ante el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) y Transparencia Mexicana.

En los registros hechos públicos mediante la plataforma 3 de 3, no hay rastro de este tipo de actividades empresariales.

Abdalá declaró tener en el 2014 un ingreso anual de 907 mil 805 pesos por concepto de sueldo y honorarios. Su esposa, Ariadna Gutiérrez Beltrami, declaró entonces un ingreso de 180 mil pesos mensuales.

En su declaración 3 de 3 el legislador por el distrito 17 declaró no tener propiedades ni en México ni en el extranjero. Su esposa tampoco aparece con alguna propiedad.

Sólo se declaró que posee un vehículo Grand Cherokee adquirido a crédito con un valor de 505 mil 710 pesos.

Alexandra Zapata  directora de educación y e innovación Cívica del IMCO explicó  que si el declarante es socio de una empresa que tiene muchos bienes inmuebles, no son propiedad del declarante,  pero sí debe ser especificada su participación como inversionista en esa empresa.

“Sin duda en situaciones así se tendría que declarar participación accionaria de este tipo de empresas. En la declaración de intereses, él tendría que decir: yo tengo una participación accionaria de equis por ciento, yo soy socio de equis parte de esa empresa”.

Tras conocerse estas operaciones, Zapata  expresó que se deberá hacer un seguimiento de las declaraciones de Tarek Abdalá a través del tiempo,  hasta lograr contar la historia de  qué patrimonio tenía el declarante antes de entrar a su cargo, a fin de detectar posibles casos de corrupción.

“Yo creo que para los mexicanos es imposible pensar que él no estuvo coludido de alguna manera en la red de corrupción del gobernador Duarte, él va a tener que demostrar lo contrario y generar la evidencia para demostrar que él no estuvo, y por supuesto que estamos a favor de que siga el proceso de desafuero”,  dijo.

Hasta el momento, a pesar de que esta reportera  intentó contactar con el diputado a través de su oficina en la Cámara de Diputados, en donde se especificó que se trataba de una investigación sobre la compra – venta de propiedades en California, Estados Unidos, no ha habido respuesta.

Presuntas implicaciones de Abdalá Saad

Durante la primera audiencia  de Duarte de Ochoa (19 de abril, en Guatemala) el diputado por el distrito 17 de Veracruz fue nombrado por los fiscales de ese país como el funcionario que solicitaba a varias secretarías que regresaran su presupuesto a Hacienda del Estado, desde donde era desviado.

A través de una declaración por escrito, el Secretario de Seguridad Pública durante el sexenio de Duarte de Ochoa, Arturo Bermúdez Zurita (que ahora está bajo proceso en el Cereso de Pacho Viejo) declaró  que entre 2012 y 2014 recibió instrucciones directas del Abdala Saad – entonces Tesorero de la Secretaría de Finanzas y Planeación – para depositar los fondos federales destinados a esa dependencia a las cuentas del Gobierno de Veracruz.

Desde enero pasado, incluso antes de que se hiciera formal su participación en la red de desfalco que operó Duarte de Ochoa en Veracruz, Abdalá enfrenta una solicitud de desafuero, la cual ha sido frenada en la Cámara Baja por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), el mismo partido que postuló a Duarte al gobierno.

El 4 de noviembre del 2016, Abdala Saad fue inhabilitado durante 10 años, solo a nivel estatal por la Contraloría General de Veracruz debido a irregularidades halladas en la cuenta Pública del 2013 en la revisión realizada por la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

En el  Pliego de Observaciones número PO0686/15 con Clave de Auditoría número 13-A-30000-14-0799-06-001, se le notificó a la Contraloría del estado de Veracruz sobre el probable daño patrimonial hallado.

El Gobierno Federal depositó a la Sefiplan  315 millones 627 mil 148 pesos del Fondo de Aportaciones para los Servicios de Salud (FASSA); esta partida de acuerdo con la Ley de coordinación Fiscal debió ser transferida cinco días posteriores a los servicios de salud.

Abdalá Saad depositó el dinero en diversas cuentas del gobierno del estado de Veracruz.

Tras haber sido llamado a comparecer a través del oficio número CG/DGIyESP/2728/2015 el 11 de diciembre del 2015, el hoy legislador federal confirmó que los 315 millones de pesos fueron repartidos para cumplir con ciertas obligaciones financieras como pago de médicos y policías.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *