Mie. Ago 21st, 2019

Entre protestas de la oposición, Urzúa defiende paquete económico; no llevará a la crisis

Carlos Urzúa, titular de la SHCP en su informe por el Presupuesto 2019.

Carlos Urzúa, titular de la SHCP dijo que el paquete es muy razonado y la gente debe confiar en que no se llevará a la economía a una “crisis”.

 

En la Cámara de Diputados, compareció durante cinco horas, el titular de la Secretaría de Hacienda, Carlos Urzúa, quien presentó el paquete económico 2019.

Entre otras explicaciones, reconoció que hay reducción a los recursos a las universidades, porque al igual que algunas dependencias, gastaban mal el erario.

Sin embargo, afirmó que el recorte referido no se acerca al 20% que se reducirán la propia Secretaría de Hacienda y el Poder Legislativo.

Dijo que el paquete es muy razonado y la gente debe confiar en que no se llevará a la economía a una “crisis”.

“Es un paquete muy, pero muy razonado, creo que la gente debe confiar en que no vamos de ninguna manera a llevar a la economía a una crisis ni mucho menos, al contrario. Hemos trabajado mucho y hemos sufrido mucho para poder tener este punto uno por ciento de superávit primario, que nos va a asegurar que la razón deuda PIB siga siendo estable, si no es que baje. Y por el otro lado sí tenemos estos grandes programas que estamos seguros que van a funcionar”, expresó.

Ante los insistentes cuestionamientos de la oposición por la disminución a universidades, el secretario Urzúa Macías insistió en que esas casas de estudio también se ha hecho uso irregular de los recursos públicos.

Respecto a la reducción de las partidas a organismos autónomos, como el Instituto Nacional Electoral (INE), el Instituto Nacional de Transparencia (INAI) y en el Poder Judicial, último rubro en que la disminución será de seis mil millones de pesos, el funcionario federal respondió que fueron esas mismas instancias las que hicieron propuestas presupuestales y Hacienda solo lo plasmó en el paquete económico.

“No tuvimos vela en el entierro”, atajó.

Sobre el dinero a destinar al proyecto de aeropuerto en Santa Lucía, por 15 mil millones de pesos y el recorte al rubro de Comunicaciones y Transportes, puntualizó que se debe a que esa partida se asignará a la Secretaría de la Defensa (Sedena), la cual se encargará en parte del proyecto, ya que tiene “muy buenos ingenieros”.

A los reclamos por recortes a las participaciones federales a los estados, el compareciente indicó que ninguna entidad se quedará sin ese apoyo, pero admitió que habrá algunas administraciones locales que serán “más recompensadas”.

“Cuando dijimos que las dependencias tendrán reducción, es porque se recorta el gasto operativo “nunca mentimos”, explicó, ante las insistentes críticas de la oposición a recortes presupuestales en distintos despachos federales. Lo que se reducirá es el moche y la corrupción, agregó.

En ese marco, las bancadas de oposición y el bloque mayoritario se liaron en una guerra de gritos, consignas, acusaciones y protestas desde la Tribuna de San Lázaro.

Aprovecharon el álgido tema del recorte a universidades, para intercambiar reclamos mutuos, sacar pancartas y mostrar que los ánimos se mantendrán caldeados durante toda la discusión presupuestal.

El desorden se desató en el recinto desde que el coordinador del Movimiento Ciudadano (MC), Tonatiuh Bravo subió a fijar postura y recriminó el recorte al presupuesto a la educación superior, salud, campo y mujeres.

Lo flanquearon cerca de 100 diputados pertenecientes al Partido Acción Nacional (PAN)Partido Revolucionario Institucional (PRI), el Partido de la Revolución Democrática (PRD) y el propio MC.

Mostraron decenas de carteles con las frases: “Cárcel a los corruptos de los moches”, “Presupuesto al campo”; “No a los recortes a estados y municipios”; “1ero. a ciencia y tecnología”; “Agua, transporte y vivienda”; “Presupuesto para la universalización de la educación superior”, y “Presupuesto justo a la UNAM”, entre otras consignas.

Dicha protesta tuvo como respuesta por parte bloque mayoritario, conformado por el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) y aliados, gritos y acusaciones de que la oposición “quiere moche”.

Cuando el presidente de la Comisión de Presupuesto, Alfonso Ramírez, subió a posicionar a su fracción, la de Morena, los gritos de “títere” en su contra fueron lanzados por los legisladores panistas.

Las “tomas de Tribuna” y protestas con pancartas se repitieron cada vez que la oposición hizo uso de la palabra.