Eruviel consiente a la prensa con cena y rifa de 2 autos con valor de hasta $290 mil.

Ciudad de México.- En su última Navidad como gobernador, Eruviel Ávila agasajó a los reporteros de la fuente con la rifa de dos autos Smart y el obsequio de aproximadamente 500 bocinas (una por invitado).

Como cada año desde el inicio de su gestión –excepto el segundo–, el mandatario mexiquense sorteó entre los asistentes dos automotores cuyo costo unitario en el mercado oscila entre los 230 mil y los 290 mil pesos.

Eruviel Ávila eligió como sede para la cena con reporteros a Ecatepec, su municipio de origen, que en dos ocasiones se convirtió en el más poblado e inseguro de la entidad, según datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Eventos Sociales Eduardos, que se hizo cargo de la celebración de anoche, ofreció carnitas de cabrito como entrada y posteriormente crema de elote con rajas de chile poblano, espaguetti para el segundo tiempo y pechuga como plato fuerte.

Una a una, Ávila Villegas visitó las mesas para saludar a los comensales, la mayoría de los cuales quiso inmortalizar con una fotografía su momento con el gobernador.

Al hacer uso del micrófono, el Ejecutivo pidió a los asistentes no echarle el carro –en alusión al “premio mayor”–, pues le quedan algunos meses (hasta septiembre de 2017 en teoría) como mandatario estatal.

Admitió que se siente melancólico ante la inminente despedida de su administración, y se dijo celoso porque en marzo pasará a un segundo plano, opacado por los candidatos a sucederlo.

Un reportero de Ecatepec y otro de Texcoco resultaron agraciados con el premio mayor. Pero ninguno de los asistentes se fue con las manos vacías porque todos recibieron una bocina para potenciar el sonido del televisor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *