Es el caño de aguas negras y no el rastro Irene el que huele feo; dicen vecinos

Aún hay gente que echa sus aguas negras a la calle

POR JOSÉ PRIGADAÁ

MARTÍNEZ DE LA TORRE

Fueron los propios vecinos de las colonias Rafael Hernández Ochoa y Ricardo Flores Magón los que reconocieron que el rastro “Irene” no es el culpable de que varias calles de ese lugar huelan feo, ya que dicen que es el caño de aguas negras que atraviesa por ese lugar.

Claudia Montero Morales vecina de la calle Agustín Acosta Lagunés, de la colonia Rafael Hernández Ochoa dijo que es mentira que sea el rastro “IRENE” el que provoque los fétidos olores en ese lugar, ya que es el caño que trae todo el estiércol de las colonias Ejidal, Francisco Zarco, Primero de Mayo y otras más.

Advirtió Selene Cabañas Madrid que en la colonia Ricardo Flores Magón hay ciudadanos que arrojan sus aguas negras a la calle como si nada pasara, sin darse cuenta que esto es un foco de infección.

Por su parte los encargados del rastro “Irene” mostraron que su planta tratadora de aguas residuales está trabajando con normalidad, ya que es una norma de salud y de la CONAGUA que tienen que cumplir al pie de la letra.

Mientras tanto los trabajadores de la Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios señalaron que todos los rastros de la región, incluyendo “Irene” están trabajando apegado a las normas que exige la ley.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *