Escenario

GABRIEL ARELLANO LÓPEZ

* Veracruz no es rehén de nadie
Lamentables resultan algunas cosas que se ven por estos días en Veracruz, como la violencia registrada ayer en pleno Palacio Legislativo. Parece que no está de más pedir a los actores políticos que protagonizan esta hora de Veracruz asumir sus roles con prudencia y sencillamente apegar cada uno su papel a la legalidad. Sólo eso.
El encono entre unos y otros daña a Veracruz y a los veracruzanos. Difícil, muy difícil hallar a quien pueda lanzar la primera piedra encontrándose a salvo de algún pecado político.
Es un cruce indeseable de apetitos por el control del poder, que a lo único que conduce es a momentos y escenarios de confrontación e inestabilidad.
Habría que exigirle a cada cual que cumpla con su responsabilidad histórica y que no se tome a Veracruz como rehén de pugnas entre grupos políticos antagónicos.
La ley, nuestra Constitución es muy clara. A cada quien le marca sus tiempos, sus atribuciones y sus obligaciones. No hay otro camino. Y cada cual tendría que mostrarse respetuoso de los momentos de los demás. Sencillito.
NO A LA VIOLENCIA
Lo anterior no significa que se justifiquen actos violentos como los protagonizados ayer por miembros del Movimiento de los 400 Pueblos en contra del gobernador electo Miguel Angel Yunes Linares, el dirigente panista nacional Ricardo Anaya y Santiago Creel.
Entre Yunes Linares y César del Angel media una vieja enemistad. En infinidad de ocasiones César le ha organizado manifestaciones en contra a Miguel Angel, lo mismo en nuestro Estado que en la capital del país a lo largo de las últimas dos décadas. No se trata de nada nuevo. El enfrentamiento entre ambos es añejo.
Y cada quien podrá tener sus razones, pero nada puede justificar la violencia. Los veracruzanos ya estamos hartos de eso.
Además, Yunes Linares es ahora el gobernador electo y su investidura merece el mayor respeto y no ser blanco de ataques viles como al que movilizó ayer a los integrantes de los 400 Pueblos.
¿Alcanzará César del Angel a ver que sólo victimizó a Miguel Angel?
NO A CHANTAJES: DUARTE
Ayer, el gobernador Javier Duarte expresó que no puede haber “ni chantajes ni presiones en las decisiones soberanas de Veracruz”, subrayando que “la representación soberana del pueblo veracruzano reside en el Congreso del Estado” y que “sus determinaciones y tiempos no pueden obedecer a presiones de ningún actor político o partido alguno, máxime cuando se trata del cumplimiento de un deber constitucional”.
Duarte de Ochoa reiteró que es inadmisible que se intente presionar por un cálculo político la toma de decisiones que sólo competen a las y los veracruzanos, “quienes cuentan en el Congreso del Estado con la representación que nuestra democracia les ha conferido”.
CEN DEL PRI SE DESLINDA
El CEN del PRI fijó postura ayer respecto a las cosas que ocurren en Veracruz y que están levantando controversias.
Carolina Monroy, presidenta interina, dijo que el PRI no tolerará actos fuera de la legalidad. Reconoció como jurídicamente viables algunas decisiones que son impulsadas, aunque advirtió que no resultan éticas por el momento de transición que se vive.
Acerca de las denuncias existentes contra funcionarios y ex funcionarios estatales, señaló que “nosotros no tenemos por qué responder y menos avalar aquello que no pudiera estar alineado a los principios institucionales o la legalidad”.
La lectura de muchos es que se trata de un deslinde político contra el gobernador Javier Duarte, a quien se le estaría dejando solo frente a las denuncias de corrupción que tienen en el ojo del huracán a Veracruz.
Cada vez cobra mayor fuerza la versión de que el gobierno federal habría dado ya luz verde para proceder contra quienes resulten responsables del desgarriate que prevalece en nuestro Estado. No hacerlo ahora equivaldría a dejarle todas las cartas al gobernador electo, quien ganaría entonces todavía mayor fuerza política.
Parece que hay que pagar ahora las facturas por no haber apoyado al candidato priista.
COMPARECENCIAS
Respecto al mismo tema de las acusaciones presentadas por la Auditoría Superior de la Federación, se supo que ante la delegación estatal de la PGR comparecieron el ex contralor Iván López Fernández y también el actual contralor Ricardo García Guzmán.
Muchos rumores corren en torno a este tema, rumores que no dejan de involucrar la intervención del gobierno federal.
El asunto es viejo, pero parece cobrar inusitada actualidad.
NUMERALIA
1.- Algunas cosas que se suman en Veracruz, parecen significar restas en el centro del poder político nacional.
2.- Se les enredó la designación de Gabriel Deantes como comisionado del IVAI. Hay inconformes que interpusieron amparos porque, evidentemente, el tamaulipeco incumple con los requisitos para ese cargo.
3.- Más allá de pugnas políticas, hay que decir que, contrariamente, Francisco Portilla Bonilla sí cumple con los requisitos para su eventual designación como Fiscal Anticorrupción. El ex secretario general del Congreso, ex alcalde de Córdoba, ex diputado local y ex Procurador de Justicia, ha mantenido a lo largo de su vida pública un expediente intachable, goza de bien ganada fama pública, con prestigio, probada capacidad y sobrada experiencia. Lo demás, es lo demás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *