Dom. Oct 25th, 2020

Escenario

GABRIEL ARELLANO LÓPEZ

* Veracruz, “huracanizado”
El cierre del actual gobierno estatal se ha vuelto –como nunca antes- un rosario de explicaciones, justificaciones y aclaraciones respecto a situaciones que alcanzan directamente al gobernador Javier Duarte de Ochoa y a no pocos ex funcionarios y funcionarios de su administración, todos ellos puestos en el ojo de un huracán derivado de denuncias e investigaciones que realizan autoridades federales.
Ayer, por ejemplo, Flavino Ríos Alvarado, secretario de Gobierno, debió salir a reiterar que el mandatario concluirá su mandato el próximo 30 de noviembre, “al tiempo de recalcar que son completamente falsas las versiones que afirman lo contrario”. Y es que, en efecto, el ámbito político estatal parece estar a la espera de que Duarte no concluya su periodo en virtud de los múltiples problemas que enfrenta.
A su vez, también se hizo necesaria la intervención pública de Alberto Silva Ramos, coordinador general de Comunicación Social, quien tuvo que desmentir la noticia que difundió ayer mismo un medio de circulación nacional asegurando que el Gobernador y sus abogados presentaron una demanda de amparo ante el Poder Judicial.
“Es falso que el gobernador Javier Duarte haya presentado un supuesto amparo ante el Poder Judicial de la Federación, para no ser detenido por alguna orden de aprehensión”, dijo Silva Ramos, agregando que “también es falso que el señor Gobernador haya presentado la supuesta demanda de amparo a fin de conocer si existe alguna querella presentada por la Unidad de Inteligencia Financiera o la Procuraduría Fiscal de la Federación, o para saber si la Procuraduría General de la República ha solicitado una orden de aprehensión en su contra”.
Recordó que el mandatario estatal ostenta la figura del fuero federal y es absurdo creer que pueda ser detenido, pues necesitaría desarrollarse un procedimiento para ser procesado legalmente de alguna denuncia.
Cierto lo dicho por Alberto, pero todo lo anterior ilustra el “humor” que prevalece en Veracruz y más allá de nuestro territorio respecto al estado de cosas que impera desde hace tiempo y que hoy, en las postrimerías del sexenio, cobra fuerza. Veracruz está, sin duda, en el punto de atención de la opinión pública nacional.
YUNES LINARES, “EL HURACAN”
Anteanoche, el Tribunal Electoral estatal validó la elección de gobernador, con lo que Miguel Angel Yunes Linares sólo queda a la espera de una resolución más a nivel federal que se dará en el mismo sentido como respuesta a otra impugnación. Llegará así al 1 de diciembre “El Huracán” (como alguien lo bautizó en su frustrada búsqueda de la candidatura a gobernador en los 90¨s) al gobierno de Veracruz.
Buena parte de lo que ahora ocurre en el sacudido régimen estatal ha sido, precisamente, provocado por Yunes Linares, quien desde mucho antes y más aún durante su campaña electoral cuestionó duramente a la administración que va de salida.
No es ningún secreto que la actual transición gubernamental no ha sido tersa y que los enfrentamientos políticos están a la orden del día. Habrá que ver hasta dónde llegan las cosas.
XALAPA, UN CAOS
Por una u otra razón, lo cierto es que los xalapeños hemos quedado atrapados en los últimos días en un caos vial infernal, capaz de desequilibrar y perturbar al ciudadano más paciente.
Lo peor es que la autoridad no muestra reacción alguna. Puede suceder todo y, al mismo tiempo, nada pasa, porque ni siquiera un bendito agente de tránsito asoma la cara. Da la impresión de que a nuestros funcionarios que cobran jugosas salarios en el gobierno, les vale un cacahuate el caos vehicular que nos aprisiona por muchos rumbos de la capital.
Supimos hace meses de un plan de movilidad que incluyó foros y opiniones y que en teoría tendría que estar funcionando. Si es así, ha de ser un rotundo fracaso si nos atenemos a la realidad cotidiana que se vive en Xalapa: embotellamientos, cierres de calles, desvíos de circulación, cero agentes de tránsito, cero policías, cero funcionarios o empleados de protección civil, filas interminables de vehículos, ciudadanos desesperados, contaminación. etcétera, etcétera.
Insistimos: lo peor es que los señores funcionarios no hacen su trabajo. Nos dejan a merced de todas las calamidades, mientras ellos se trasladan en cómodas y lujosas camionetas con escoltas que les abren paso y los ponen más allá de lo que los ciudadanos comunes padecemos día a día.
NUMERALIA
1.- Flavino Ríos Alvarado, secretario de Gobierno, informó ayer que se destinaron para Veracruz mil elementos de la Marina-Armada de México; de los cuales 650 son policías navales para los municipios que se encuentran en el Mando Único y 350 para Veracruz Seguro. “Por otra parte, la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) destinó 360 elementos más para el sur de la Entidad, donde 180 estarán en Minatitlán y 180 en Coatzacoalcos”. Flavino también confirmó que la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) reforzó su presencia en el sur de Veracruz con 650 elementos, que abarcan desde Acayucan hasta Las Choapas, de los cuales 200 se encuentran en Coatzacoalcos y 110 en Minatitlán. Ojalá que estos números se traduzcan en un ambiente de seguridad para nuestros paisanos del sur, porque especialmente allá la delincuencia está desatada.
2.- ¿Y qué respuesta tendrán las autoridades para esos terroristas que a través de las redes sociales provocaron anteayer un estado de alarma entre alumnos y sus padres en 64 escuelas de una amplia región circundante al puerto de Veracruz? ¿Ya saben de dónde salió el terror o dejarán en la impunidad el asunto?
3.- A propósito de caos vial, en 20 de Noviembre Oriente, frente a la Araucaria y el panteón Palo Verde, hay un tremendo hoyanco que sólo porque Dios es grande no ha provocado un grave accidente. Pero si no se atiende el punto, en cualquier momento ocurrirá una desgracia.
4.- Por instrucciones del presidente Enrique Peña Nieto los delegados federales en Veracruz continúan realizando recorridos de evaluación en los diferentes municipios afectados por el paso de la tormenta tropical Earl. Hay que destacar en estas tareas a Anilú Ingram, delegada de la Sedesol, quien se ha entregado en cuerpo y alma a cumplir con este cometido. No ha parado y ha estado personalmente en las regiones críticas, mucho más allá de las complicaciones geográficas, de comunicación o del clima, amén del peligro que aún persiste en ciertas zonas consideradas de alto riesgo.
5.- José Antonio Chara Mansur Beltrán posee al menos 16 propiedades con un valor de 6.7 millones de dólares en Texas, reveló ayer un diario de la capital del país. Las propiedades están a nombre de la corporación M2 Córdoba con sede en Veracruz y M1 Woodlands, LLC, creada en 2009, según registros del Departamento de Estado de Texas, y en la que Mansur es uno de los principales socios. Por situaciones como ésta es que Veracruz sigue y seguirá en el ojo del huracán.