Escenario

GABRIEL ARELLANO LÓPEZ

* Adiós a las promesas de campaña

Llegó la hora de gobernar. Se acabó el tiempo de las promesas idílicas. Y como la emergencia obliga, el gobierno de Miguel Angel Yunes Linares va a endeudarnos más a los veracruzanos. Dice el mandatario que los 3 créditos que gestionará, los pagará antes de irse en 2018. Quién sabe. Sobre todo si las circunstancias no mejoran.

En descargo de la decisión yunista, vayan algunas situaciones evidentes: 1) El presidente Enrique Peña Nieto es corresponsable del saqueo ocurrido en Veracruz, porque lo supo desde hace años y nada hizo para evitarlo 2) Cada vez resulta más evidente que mantiene la tolerancia y, ahora, la protección para los responsables directos de ese saqueo y 3) Como si nada, Peña Nieto cierra los ojos y no mueve un dedo para coadyuvar a solucionar la extrema crisis que vivimos los veracruzanos, salvo por la ayuda parcial que ahora autorizó.

Por si fueran pocos los males que padecemos, Veracruz ha quedado en medio de la pugna que se libra por la candidatura presidencial para 2018. En tal contexto, es más que obvio que el Presidente priista deja morir solo al gobernador panista-perredista cuyo supremo interés tampoco es Veracruz, sino la candidatura del PAN.

Sin embargo, para Miguel Angel el camino se complica porque cero y van dos promesas de campaña que caen ante el peso de la realidad: la inseguridad no cesará por ahora, requerirá tiempo, esfuerzo y dinero combatirla ¿cuánto? sabrá Dios; y aquello de no más deuda, se quedó también en un prometedor slogan de campaña.

¡Estamos jodidos!

SENADORES DE PALO

Conforme pasan los días y los problemas se agudizan por la escasez de dinero, afloran versiones, rumores, suposiciones y elucubraciones, como eso de que los señores senadores nada están haciendo para rescatar a Veracruz.

Habría que recordar que tenemos dos priistas y un panista, hijo, por cierto, del gobernador Yunes Linares. ¿Quién de ellos no está haciendo bien su chamba?

La cercanía de Pepe Yunes con José Antonio Meade, secretario de Hacienda, hace suponer a algunos que tiene derecho de picaporte para traer dinero a Veracruz, pero a otros –como al gobernador Yunes Linares- les hace pensar que, ante todo, defiende a “su compadre” Meade, como ya lo expresó el propio mandatario.

A Veracruz de nada le sirven estos enfrentamientos. Pero allí están. Y seguirán conforme se acerque la sucesión de 2018.

¿Y Héctor y Fernando qué dicen y, sobre todo, qué hacen?

¿Y AHORA?

Si es verdad lo que dijo el diputado Sergio Hernández, entonces a los legisladores -y también legisladoras- se les habrá terminado una mina de oro que fluyó generosamente durante los últimos años.

Eran los “cañonazos” de miles y miles de pesos que se les hacían llegar a diputadas y diputados para inclinar su voto hacia tal o cual iniciativa que favoreciera los intereses palaciegos.

Según el nuevo presidente de la Junta de Coordinación Política, eso no sucederá más en el poder Legislativo. Por convicción política, por responsabilidad y, también, porque no hay dinero, según explicó.

¿Entonces, si hubiera money?

NUMERALIA

1.- Las 3 líneas de crédito que solicitará el gobernador Yunes Linares servirían sólo para remediar la emergencia de diciembre. No más. Que quede claro. No estaría resolviéndose de fondo la crisis que pervive en Veracruz.

2.- La diputada Yazmín Copete Zapot afirmó que sigue en pie el tema de la descoordinación fiscal porque con el pacto federal “solamente es exprimir a Veracruz, porque a Veracruz le dan mil millones de pesos para carreteras y al Estado de México 14 mil millones”. Los malos manejos del recurso fueron en el sexenio pasado, “y los veracruzanos tenemos derecho a recibir lo que es justo porque aportamos, no somos un Estado que nada más está esperando a ver qué le cae”.

3.- Sobre el comentario que ayer hicimos en torno a que habría interesados en descarrilar el proyecto de Anilú Ingram para la senaduría por Veracruz en 2018, nos llegaron veriones externando que con gusto se sumarían a ese propósito varios distinguidos priistas, correligionarios de la delegada de Sedesol, a la que no pueden ver ni en pintura. ¡Qué ca…nijos!

4.- Desde que el senador Pepe Yunes declinó su aspiración a la candidatura a gobernador para darle paso a Héctor Yunes Landa, se “perdió” su publirrelacionista Armando López Contreras, quien de la hiperactividad pasó al más completo ostracismo, aunque, eso sí, obtuvo una suplencia de diputado que probablemente se le convertirá en gran realidad si el propietario Carlos Vasconcelos se va como candidato priista a alcalde de Coatzacoalcos. Tal vez entonces los reporteros y columnistas que Armando tanto buscaba antes, ahora podamos volver a verlo. ¡Saludos!

5.- Sobre la calle Orizaba, en el puerto de Veracruz, la empresa MAS que habría de ofrecer un servicio de primera en la distribución de agua potable, no ha podido desde hace tres meses tapar un gran hoyanco que hicieron sus propios trabajadores, con el consiguiente peligro para transeúntes y vehículos.

6.- El favorito de palacio para la fiscalía estatal ya asoma sus mañas. Jorge Winckler es señalado por madres de desaparecidos como un personaje desinteresado que no se ha dignado recibirlas y escucharlas. Seguramente ayer se apareció porque no le quedó de otra ante la presencia del subsecretario Roberto Campa. ¿Es, pues, este personaje el que va a impartir justicia en Veracruz? ¡Estaría cañón! Ya se verá si los dados están cargados o si las señoras diputadas y los señores diputados hacen valer su autonomía. Mientras, allí tienen una referencia del candidato Winckler.

[email protected] / www.revistahechos.com.mx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *