Estado Islámico vende rehenes extranjeros en anuncio por Internet


El grupo yihadista puso a la venta a dos rehenes extranjeros; la oferta que es por tiempo limitado fue anunciada en la revista ‘Dabiq’

DAMASCO, Siria, sep. 10, 2015.-El grupo extremista Estado Islámico (EI) puso a la venta al ciudadano chino Fang Jinghui y el noruego Johan Grimsgaard, dos rehenes extranjeros que tiene en su poder, en un anuncio publicado en una revista difundida por Internet.

El anuncio, acompañado con las fotografías de los rehenes uniformados de presidiarios, aparece en la página 66 del más reciente número de la edición en inglés de la revista “Dabiq”, una publicación propagandística que difunde el grupo extremista a través de Twitter.

El grupo yihadista, que controla amplías zonas de Siria e Irak, incluyó en el mensaje publicitario un número telefónico en Irak para que puedan llamar los interesados en la venta de los rehenes, cuya oferta, destacó, es “por tiempo limitado”.

Los rehenes fueron identificados como el noruego Johan Grimsgaard, de 48 años, originario de Oslo, y el chino, como Fang Jinghui, un consultor de 50 años, procedente de Beijing, según reporte de la cadena árabe Al Arabiya.

En el mensaje, en el que sobresalen las frases: “prisionero noruego en venta” y “prisionero chino en venta”, el grupo yihadista no da detalles de dónde, cuándo y cómo fueron secuestrados los dos extranjeros, ni precisa el precio que hay que pagar por ellos.

En la parte inferior del anunció sólo se lee: “Al que guste pagar el rescate por su liberación y transferencia puede ponerse en contacto al número siguiente” y resalta que “la oferta es por tiempo limitado”.

Bajo la fotografía principal de cada uno de los extranjeros que aparece en el anuncio, el EI indicó que los prisioneros han sido abandonados por sus respectivos gobiernos, que, resalto: “no hizo lo posible por comprar su libertad”.

La primera ministra noruega, Erna Solberg, dijo, en respuesta al anuncio, que el gobierno de Noruega está tomando el caso con seriedad, sin embargo, reiteró que no se pagará ningún rescate.

“No nos dejaremos presionar por grupos terroristas o criminales. Noruega no paga rescates. Es un principio del que no podemos desviarnos al tratar con terroristas cínicos”, subrayó, tras confirmar la identidad de Grimsgaard y asegurar que fue secuestrado al llegar a Siria en enero pasado.