Evitar asentamientos en zonas de alto riesgo, pide Congreso


* Es necesario que los Alcaldes veracruzanos se involucren en prevenir a la población sobre los fenómenos naturales que pongan en peligro su vida: Diputado Eduardo Sánchez

XALAPA, VER.

Los Alcaldes de los 212 municipios veracruzanos deben garantizar que se cumpla la aplicación del Reglamento de la Ley de Protección Civil y Reducción de Riesgos del Estado, para evitar que se instalen asentamientos humanos, gasolineras u otras industrias en zonas de alta vulnerabilidad.

El diputado Eduardo Sánchez Macías, vocal de la Comisión de Protección Civil del Congreso del Estado, señalo que en Veracruz todos los municipios enfrentan diferentes tipos de vulnerabilidad, pero la situación se complica durante la temporada de lluvias y huracanes, al generarse deslave de cerros, desbordamiento de ríos, inundaciones, rachas violentas, rayos u otros fenómenos perturbadores.

Veracruz es de las primeras entidades del país que tienen un reglamento en materia de protección civil, pero es necesario que los Ayuntamientos se apeguen al mismo, para prevenir accidentes fatales como la pérdida de vidas, puntualizó el legislador .

Promoverán una reunión con la Secretaría de Protección Civil (PC), porque el diputado considera que deben reiterar a funcionarios municipales de las citadas áreas, lo importante que es cumplir la normatividad, ya que de ello depende salvaguardar la integridad física de los pobladores, así como su salud, patrimonio y entorno, sobre todo de aquellos grupos vulnerables.

Con frecuencia existen cambios de directores, por lo que hay que estar en comunicación permanente con ellos, pues es preocupante que hay quienes no conocen los reglamentos ni los alcances de la ley de Protección Civil, aseveró.

El diputado local comentó que la secretaria de Protección Civil del Estado, Yolanda Gutiérrez Carlín, ha mostrado disposición de trabajar coordinadamente con los directores municipales, por lo tanto deben aprovechar esa oportunidad para actualizarse, dado que son los primeros responsables de auxiliar a la población cuando se presenta una contingencia y así evitar una tragedia.