Dom. May 26th, 2019

Fuerzas armadas encabezarán coordinaciones territoriales: Durazo

Durazo detalló que en las distintas coordinaciones, las decisiones se deberán tomar de manera conjunta.

Alfonso Durazo, secretario de seguridad y protección ciudadana, detalló que en las distintas coordinaciones, las decisiones se deberán tomar de manera conjunta bajo un mando único operativo.

 

En los primeros 180 días del régimen de Andrés Manuel López Obrador, el Plan Nacional de Paz y Seguridad en las entidades federativas tendrá “resultados perceptibles para la gente; que logremos, cuando menos, un punto de inflexión en los principales indicadores de inseguridad”.

Así lo afirmó el secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo Montaño, quien también detalló que en las distintas coordinaciones, las decisiones se deberán tomar de manera conjunta bajo un mando único operativo cuya  coordinación que recaerá en un militar o en un marino, dependiendo de la ubicación geográfica de la coordinación estatal.

En este marco, desde el auditorios del Colegio Militar, el presidente Andrés Manuel López Obrador, explicó que “queremos que los marinos se ocupen de las costas y que el Ejército se ocupe de tierra. Ya no queremos que los marinos estén en Durango, en donde no hay mar, en donde no hay costas. Vamos a poner orden, también, en esto.

Nos hace falta que haya seguridad en las costas y ahí va a estar la Secretaría de Marina”.

Esto es lo que quieren los mexicanos, la tranquilidad y la paz, afirmó el Jefe del Ejecutivo quien pidió a las autoridades que “no permitan la corrupción, cero corrupción, cero impunidad. El problema que ha habido es que no se ha sabido pintar la raya. No ha habido frontera entre autoridad y delincuencia, y tiene que haber esa frontera. Una cosa es la delincuencia, la ilegalidad, y otra cosa es la autoridad”.

“Ya cuando no existe frontera, cuando hay contubernios, cuando hay asociación delictuosa, ya no se garantiza nada. Cero corrupción, cero impunidad. Se acabó la corrupción, no lo vamos a tolerar de nadie. Hay ejemplos de policías honestos, de militares honestos, marinos honestos. Hay elementos extraordinarios, gente que prefiere heredar a sus hijos pobreza, pero no deshonra”, sentenció el primer mandatario de México.

El objetivo, profundizó el secretario Durazo, es de tener un solo mando y que ninguna fuerza de seguridad federal actúe por su lado porque lo que hoy vive la ciudadanía es “la metáfora de la ruleta rusa: a ver a qué hora nos toca”.

Ante funcionarios, militares y navales de las 32 entidades federativas —reunidos hoy como lo harán cada 4 meses para coordinar acciones del Plan Nacional de Paz y Seguridad—, Durazo Montaño aclaró que ante la violencia “ya no se trata ni del partido, ni del gobierno, sino del país”.

“Debemos asegurar, particularmente, que los delegados y secretarios técnicos funcionen como apoyos y no como desafíos a las autoridades locales, estatales y municipales, porque mientras algunas autoridades se debaten en conflictos políticos, el crimen avanza invariablemente”.

“Ya se ha derramado demasiada sangre combatiendo al narco en sus capacidades operativas. Nosotros concentraremos los esfuerzos en el dinero y en los bienes del narcotráfico.

No vamos a reaccionar ante los acontecimientos. Vamos a prevenir y a actuar para conducirlos. La inteligencia y los operativos de precisión serán la base de la eficacia policial por sobre el uso de la fuerza”, remarcó Durazo Montaño.

El funcionario federal llamó a alinear todos los esfuerzos para enfrentar los “enormes desafíos” de la violencia y el delito. Es “una obligación política elemental promover el entendimiento, la voluntad y la identificación entre los tres niveles de gobierno para reducir la espiral de violencia criminal que azota al país”, dijo el titular de Seguridad y Protección Ciudadana.

La Guardia Nacional, enfatizó Durazo Montaño, es un “instrumento imprescindible para estar en posibilidades de regresar a soldados y marinos a sus tareas constitucionales, y garantizar a la ciudadanía condiciones adecuadas de paz y tranquilidad. Regresar la tropa a sus cuarteles, ese es el objetivo de contar con una Guardia Nacional, integrada en sus orígenes por policías militares y policías navales, y elementos de laPolicía Federal”, afirmó.

El Dr. Durazo además detalló que ya se trabaja en un sistema tecnológico para garantizar un servicio de información sobre incidencia criminal, a través de Plataforma México.

“Ante un país cansado y sangrado por la violencia, la Guardia Nacional es una válvula de seguridad; es un instrumento que el gobierno necesita para dar respuesta a la crisis de inseguridad que hoy padecemos”, apuntó Durazo Montaño. En la lucha contra el narco, el problema no fue elEjército, sino el uso que se hizo de él por los mandos civiles”.

Durazo también aclaró que “la guerra contra el narco, que desembocó en uno de los periodos más sangrientos y difíciles de nuestra historia, no representa el fracaso del Ejército, representa el fracaso de una estrategia para combatir la inseguridad; ahora, el cambio de estrategia es sustantivo”, finalizó.

Por su parte el general Luis Crescencio Sandoval González, secretario de la Defensa Nacional remarcó que la paz y la seguridad son anhelos legítimos de la sociedad, por lo que pidió a generales, comandantes de regiones y zonas militares que ejerzan su liderazgo entre sus tropas, procurando su seguridad y bienestar, “con respeto a los derechos humanos”.

“Tenemos la obligación irrenunciable de seguir actuando con responsabilidad y siempre dentro del marco de la legalidad, con respeto absoluto a los derechos fundamentales de las personas y aplicando los protocolos del uso de la fuerza”, enfatizó el titular de la Sedena.

En ello coincidió el almirante José Rafael Ojeda Durán, secretario de Marina, quien señaló que “no puede, ni debe ser un asunto de pocos el pacificar a México. Estamos por el camino correcto”.

Alejandro Gertz Manero, encargado de despacho de la Procuraduría General de la República, recordó que lograr la paz y la seguridad “sin justicia, es algo prácticamente imposible. Quienes estamos al servicio de la nación en el Ministerio Público federal debemos de tener una conciencia muy clara de que todos los esfuerzos que se están haciendo en este sentido, si no recaen en una procuración de justicia que realmente les sirva a los mexicanos, y que nos lleve a defender los casos de las víctimas y de los ofendidos a los tribunales, y ganemos el principio de la justicia, nuestra tarea no tendrá ninguna realidad, ni ningún resultado”.

Olga Sánchez Cordero, secretaria de Gobernación insistió en el respeto irrestricto a los derechos humanos; “en el combate al crimen y para recuperar la seguridad. Cuando se violan los derechos humanos, todos, todos perdemos”, concluyó.