Ghani anuncia comisión para investigar abusos sexuales a niños afganos


La comisión deberá elaborar un “mecanismo de vigilancia” para la prevención y la persecución de estos casos, de cuyas denuncias el Gobierno afgano es consciente

KABUL, Afganistán, sep. 23, 2015.- El presidente afgano, Ashraf Gani, anunció este miércoles una comisión para investigar los supuestos abusos sexuales a menores en Afganistán, tras las denuncias de que fueron cometidos por las fuerzas de seguridad del país con la connivencia del Ejército de Estados Unidos.

“El presidente ordenó a la Comisión Independiente de Derechos Humanos de Afganistán, al Ministerio del Interior y la Oficina del Fiscal General la formación de un comité para investigarlos”, según un comunicado de la Presidencia del país asiático.

La comisión deberá elaborar un “mecanismo de vigilancia” para la prevención y la persecución de estos casos, de cuyas denuncias el Gobierno afgano es consciente y ha tomado medidas para prevenir este “acto inhumano y no islámico”, añade la nota.

“Gani ordenó a todos los rangos de las fuerzas de seguridad afganas prevenir la recurrencia de tales actos mediante medidas instructivas, reformadoras y punitivas”, al considerar “intolerable” la comisión de estos actos “especialmente” entre las fuerzas del orden, subraya.

Los ministerios del Interior y de Defensa afganos rechazaron las alegaciones y aseguraron que han establecido normas severas para evitar estos abusos por parte de las fuerzas de seguridad del país.

El departamento del Interior calificó ayer de “falsas e injustas” estas acusaciones, después de que el diario The New York Times y la cadena de televisión Fox News denunciaran el lunes la supuesta política del Ejército de Estados Unidos de ignorar abusos sexuales a menores practicados por sus aliados afganos.

Esta práctica es conocida en el país asiático como “bachabazy” o “juego con niños”.

El comandante de la OTAN y de las fuerzas de Estados Unidos en Afganistán, el general John Campbell, declaró que no existe una política de ignorar esta práctica.

El diario neoyorquino relató la historia de Gregory Buckley, un soldado fallecido en un ataque en Afganistán en 2012 que, antes de morir, denunció en una llamada a su padre que podía oír cómo policías afganos abusaban sexualmente de niños a los que llevaban a su base.

“Por la noche los podemos oír gritar, pero no nos permiten hacer nada al respecto”, declaró Buckley a su padre, según contó éste al rotativo neoyorquino.

Las revelaciones de The New York Times y Fox han desatado la polémica en EU, hasta el extremo que la Casa Blanca se ha declarado “muy preocupada” por la seguridad de los niños afganos.