Gobierno del Estado abusa de la fuerza


El Partido Acción Nacional en Veracruz manifiesta su absoluto desacuerdo con el uso de la fuerza del Estado en contra de ciudadanos y periodistas. Rechazamos la existencia de grupos de choque y su uso en operativos de seguridad al margen de la ley.

El pasado fin de semana pacientes y familiares que se encontraban en la Clínica 11 del IMSS en el área de urgencias entraron en pánico cuando un grupo de diez hombres con el rostro cubierto llegaron a las instalaciones armados con palos y sin más golpearon a tres personas, dos quedaron inconscientes y una sangrante.

Además, durante el operativo de seguridad que implementó el Gobierno de Javier Duarte en contra del magisterio disidente, la prensa fue intimidada, agredida, sus equipos dañados o les despojaron de ellos.

Esto es ejemplo de un estado autoritario que utiliza la fuerza pública para agredir y no para proteger a los ciudadanos.

Si bien, la Secretaría de Seguridad Pública estaba obligada a garantizar la aplicación de la Evaluación al magisterio, eso no implicaba limitar el trabajo de la prensa y menos utilizar la fuerza en contra de los reporteros.

Hasta ahora, el Gobierno priísta ha hecho uso de la fuerza pública a conveniencia al igual que la ley.

Es así que mientras algunos grupos políticos como los 400 Pueblos pueden cerrar calles, violentar la norma, desnudarse sin que autoridad alguna les obligue a nada, el Gobierno del Estado dirige sus baterías contra ciudadanos indefensos y la prensa.

Las justificaciones de Javier Duarte no son válidas y menos si con ello se intenta convencer a los ciudadanos de que los reporteros estaban en el lugar de los hechos y se le golpeó por equivocación y sin querer.

Acción Nacional también está en desacuerdo con el gasto desmedido en las comparecencias de los Secretarios de Despacho, ya que algunos se hacen acompañar de sus empleados para que les aplaudan o despliegan tal seguridad como en el caso de la SSP que llegan al insulto en contra del Poder Legislativo, o se utiliza al gremio de taxistas como escudos humanos. El Gobernador Duarte en su conferencia del lunes dijo que tenían información de que algo podría intentarse en contra del Secretario Bermudez y aún así mantuvieron a los taxistas afuera del Congreso del Estado.

Por otra parte, en el PAN hemos dejado claro que el Gobierno de Javier Duarte ha incurrido en un desorden financiero, tiene a Veracruz al punto de la quiebra, ha comprometido los recursos federales por 30 años, incrementó la pobreza y miente en la la mayoría de sus afirmaciones.

Ahora, sus Secretarios de Despacho han corroborado lo que en AN hemos dicho.

Antonio Gómez Pelegrin, de Finanzas; Fernando Benítez Obeso, de Salud; y Arturo Bermúdez Zurita, de Seguridad, han expresado las carencias que existen en sus respectivas dependencias.

Finanzas admitió que SÍ le deben a la UV y que es una obligación legal aportar recursos a la institución educativa, entre otras cosas.

En Salud hay problemas serios y en Seguridad faltan policías.

En tanto que el Contralor General Ricardo García Guzmán admitió que él Gobierno del Estado debe regresar a la federación más de 3 mil 600 millones de pesos que ya no podrán solventar ante la Auditoría Superior de la Federación. El Contralor fue ambiguo en sus respuestas pero admitió el mal trabajo de contralores anteriores lo que contradice el supuesto orden que se pregona en el V Informe de Gobierno.

No solo le han corregido la plana a Javier Duarte, también han evidenciado que ni la Contraloría General del Estado ni el Órgano de Fiscalización Superior han cumplido con su misión de vigilar la correcta aplicación de los recursos públicos.

El caso más evidente está en la Secretaría de Salud donde hay hospitales que no están terminados, que no cuentan con equipo ni personal y que este gobierno recibió de su antecesor como si estuvieran en funcionamiento.

Una irregularidad mayúscula que no ha sido sancionada por los órganos fiscalizadores.

El Secretario de Salud habló de obras en las que no vale la pena seguir invirtiendo, obras que se hunden, obras abandonadas y hospitales que por falta de personal están en el nivel de centros de salud.

El desorden financiero y administrativo es evidente, hay responsables que ahora tienen fuero, la impunidad prevalece y la corrupción también.

Veracruz no ha cambiado, Veracruz solo cambiará con la alternancia en el Gobierno y la mayoría en el Congreso del Estado.

Rescatemos a Veracruz, en el PAN trabajamos para ello.