Huyen pacientes del hospital de la muerte

Las cosas van de mal en peor

LUIS PRIGADAÁ

MARTÍNEZ DE LA TORRE

Thomas Hernández señala que tuvo que sacar a su esposa de las instalaciones del hospital de zona de esta ciudad, ya que si la dejaba ahí, podría morir en cuestión de horas a falta de atención médica.

Explicó que su concubina ingreso al nosocomio el día lunes, fecha que decidió sacarla para trasladarla de emergencia a un sanatorio privado para su atención, ya que esta contagiada de dengue.

El quejoso lamentó la situación por la que atraviesa el hospital Manuel Ávila Camacho, donde dijo no hay higiene, médicos, enfermeras, medicamentos, y mucho menos seguridad, ya que los policías son prepotentes.

“No entiendo como el gobierno de Javier Duarte dice que no pasa nada, cuando en el hospital de Martínez de la Torre pasa de todo, desde enfermeras que no hacen nada, hasta doctores que se ausentan durante toda su guardia”, señaló.

La esposa de Thomas Hernández sigue internada en el sanatorio particular, ya que su estado se salud se complicó por la mala atención médica que recibió en el hospital denominado desde hace un par de años como la casa de la muerte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *