ICE arresta y deporta a dos asesinos fugitivos salvadoreños

* Ambos, buscados por homicidio con agravantes, fueron trasladados a El Salvador en un vuelo charter coordinado por la Unidad de Operaciones Aéreas (IAO) de ICE
San Antonio, Texas.- Dos ciudadanos salvadoreños, quienes eran buscados en su país de origen por homicidios con agravantes y otros cargos por separado, fueron deportados por oficiales de la Oficina de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos (ICE).

Glenda Lissette Campos Rivera, de 24 años, y José Rosa Muñoz, de 28, ambos buscados por homicidio con agravantes fueron trasladados en un vuelo charter coordinado por la Unidad de Operaciones Aéreas (IAO) de ICE.
A su llegada, Campos-Rivera y Muñoz fueron entregados a funcionarios de la Policía Nacional Civil (PNC) de El Salvador.

El 19 de junio de 2016, alrededor de las 3 de la tarde, Campos-Rivera junto con otros tres presuntos pandilleros viajaban en una motocicleta cuando se encontraron con otra persona en un callejón. Ambas partes se detuvieron y tuvieron una breve discusión. Durante un altercado, se dispararon múltiples disparos, que cobraron la vida de un hombre.

Las autoridades se enteraron de que Campos-Rivera era el dueño de la motocicleta y determinaron que supuestamente estaba involucrada en el tiroteo.

El 18 de septiembre de 2018, Campos-Rivera, ingresó a los Estados Unidos cerca de Hebbronville, Texas, y fue arrestado por funcionarios de inmigración.

El 24 de septiembre de este año fue condenada en un tribunal federal de Texas por entrada ilegal.

El 25 de septiembre de 2018, fue trasladada al Centro de Detención del Condado de Webb (WCDC) en Laredo, Texas, donde permaneció hasta su retiro.

Los oficiales de ICE la sacaron previamente en 2014.

Según las autoridades salvadoreñas, hay cinco órdenes de detención pendientes contra Muñoz que van desde el homicidio agravado hasta el robo agravado.

“Campos Rivera y Muñoz vinieron a los Estados Unidos mientras enfrentaban cargos de homicidio con agravantes”, dijo Daniel Bible, director de la oficina de campo de ERO San Antonio.

“La cooperación entre los Estados Unidos y nuestras contrapartes salvadoreñas dio como resultado la eliminación de los fugitivos de la inmigración que son una amenaza para la seguridad pública”, destacó Bible.

Muñoz fue encontrado el 18 de septiembre de 2018 por funcionarios de inmigración cerca de Río Grande City, Texas, después de que ingresó ilegalmente a los Estados Unidos.

El 20 de septiembre de 2018 fue trasladado al Centro de Detención del Condado de Webb en Laredo, Texas, donde permaneció hasta su retiro.

La Oficina de ICE ERO El Salvador y su grupo de trabajo de la Alianza de Seguridad para el Control de Fugitivos (SAFE) proporcionaron información a las oficinas locales de la ERO para facilitar el arresto de esta persona.
El ICE eliminó o devolvió 226, 119 extranjeros en el año fiscal 2017.

La proporción de retiros en el Año Fiscal 2017 resultante de los arrestos por el ICE aumentó en casi un 10 por ciento con respecto al año fiscal anterior, y el número de retiros interiores del ICE aumentó en más de 15,000 respecto al Año Fiscal 16.

ICE se enfoca en eliminar las amenazas a la seguridad pública, como los extranjeros criminales condenados y los miembros de pandillas, así como a las personas que han violado las leyes de inmigración de nuestro país, incluidos aquellos que volvieron a ingresar ilegalmente al país después de ser removidos y los fugitivos de inmigración ordenados por la inmigración federal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *