Inician proceso para destituir a Cuauhtémoc Blanco

CUERNAVACA, Mor (apro).- Diputados de la Comisión de Gobernación y Gran Jurado del Congreso local, aprobaron por mayoría dar entrada al proceso de destitución del alcalde de Cuernavaca, Cuauhtémoc Blanco Bravo, con el argumento de que falsificó documentos para demostrar su residencia en la capital de Morelos en 2012 y con ello registrarse como candidato en la elección de ese año.

Para demostrarlo, los legisladores leyeron durante casi dos horas un recuento pormenorizado de la trayectoria futbolística del exseleccionado mexicano, que incluyó su paso por distintos equipos del futbol mexicano y el extranjero, así como los goles que hizo a lo largo de su carrera, para concluir que nunca ha vivido en Cuernavaca.

Así, según este recuento, “se demuestra presuntivamente que el actual presidente municipal de Cuernavaca, Morelos, no es ni morelense ni cuernavacense por residencia, pues de los 10 y 5 años anteriores al día de la elección, no residió efectivamente en Cuernavaca, Morelos, pues no vivió habitualmente en esta ciudad de manera ininterrumpida, así como tampoco realizó su vida social ni productiva en razón de su ejercicio profesional como futbolista”, afirmó la diputada perredista Hortencia Figueroa Peralta.

La sesión de la Comisión estaba citada para las 18:00 horas, pero los diputados se presentaron hasta las 22:00, momento en el que iniciaron el recuento de hechos que acompañaba la solicitud para destituirlo del cargo, en el que se relata la carrera del exfutbolista.

Así, cerca de la medianoche, los legisladores concluyeron que existen “elementos fehacientes” para considerar que Cuauhtémoc Blanco Bravo violó la constitución del estado al registrarse como candidato a la alcaldía de Cuernavaca en 2012, y que ello es suficiente para destituirlo de cargo.

Asimismo, emplazaron al alcalde, para respetarle su derecho de audiencia, a que se presente la mañana de este miércoles y ofrezca los elementos que considere necesarios, así como los argumentos, para defenderse en este procedimiento.

La ruta de la destitución, según explicaron diputados, es la siguiente: el miércoles, Blanco Bravo está emplazado para acudir a defenderse; luego, los legisladores se impusieron un plazo de cinco días para dictaminar la solicitud de destitución y entonces la próxima semana estarían sometiéndola al pleno, para entonces destituir al exfutbolista, quien apenas el jueves pasado, 1 de diciembre, cumplió 11 meses en el cargo.

Cuauhtémoc Blanco ha considerado que este procedimiento “es una chingadera” que tiene como objetivo frenarlo e inhabilitarlo para participar en la elección a gobernador a realizarse en junio de 2018.

Detrás de esta intención, no sólo estarían sus antiguos aliados, los hermanos Julio César y Roberto Carlos Yáñez Moreno, sino también el hijastro del gobernador perredista Graco Ramírez, Rodrigo Gayosso Cepeda, actual dirigente del PRD.

La víspera, Blanco Bravo acusó a Gayosso Cepeda de pagar hasta 2 millones de pesos a cada uno de los 30 diputados locales, para que lleven a cabo este procedimiento de destitución o lo hagan “fast track”.

Los legisladores han dicho que antes de que concluya el presente periodo legislativo será resuelto el procedimiento contra el exfutbolista. La fecha vence el 15 de diciembre.

En abono de la versión de Blanco de que Gayosso está detrás de esta “conjura”, es el hecho de que este lunes por la noche, cerca de las 11 pm, dos camionetas de lujo llegaron a la calle Matamoros, en el centro de Cuernavaca, a las puertas del recinto Legislativo. De los vehículos bajó el secretario particular del dirigente estatal del PRD, quien ingresó con un maletín al Congreso. Luego de unos minutos, el personaje salió del recinto, subió a la camioneta y se perdieron en las calles de la capital.

Protestas a favor del “Cuauh”

El alcalde de Cuernavaca informó a través de colaboradores del Ayuntamiento que combatirá este proceso de destitución a través de la vía jurídica. Blanco ha negado todas las acusaciones y ha dicho que recurrirá al amparo, para defenderse de “los ataques” de quienes se sienten incómodos con su avance electoral rumbo a la gubernatura.

En tanto, convocadas a través de las redes sociales y en cadenas de WhatsApp, a las 6 de la mañana unas 200 personas comenzaron a bloquear las calles de la zona de la glorieta de la Paloma de la Paz, acceso norte de Cuernavaca, lo que generó un enorme caos vial. A las 8 de la mañana, los manifestantes incluyeron la autopista del Sol en su protesta.

Con pancartas y mantas en las que repudian a los legisladores locales, al gobernador perredista Graco Ramírez y a su hijastro Rodrigo Gayosso, dirigente del PRD local, los manifestantes exigen que se deseche en el Legislativo el procedimiento de destitución del exfutbolista.

Hasta el momento, las manifestaciones se mantienen, lo que ha generado el desquiciamiento de la circulación, en una buena parte de la ciudad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *