Jue. Oct 17th, 2019

La condecoración de México a Jared Kushner causa disgusto en el país

Jared Kushner es asesor y yerno de Donald Trump. 

CIUDAD DE MÉXICO — El saliente presidente de México, Enrique Peña Nieto, quizá esperaba terminar su mandato atribulado con un logro positivo, la firma del nuevo acuerdo comercial con Estados Unidos y Canadá, programada para el viernes. Ahora ese último resquicio luce poco probable.

Peña Nieto anunció que le entregará la Orden Mexicana del Águila Azteca, máximo honor de México para un extranjero, a Jared Kushner, el yerno y asesor del presidente estadounidense Donald Trump, por su papel en impulsar ese acuerdo comercial. La decisión desató la furia en México por el enojo y resentimiento que hay en el país hacia Trump.

La Secretaría de Relaciones Exteriores anunció el martes 27 de noviembre que Kushner lo recibiría y el repudio fue casi inmediato.

“El reconocimiento a Kushner logró lo que creíamos imposible, la unión de este país ante el desprecio de la decisión”, tuiteó el periodista Javier Risco.

El Águila Azteca rinde honores a personas no mexicanas por su servicio al país. Cuando Kushner sea galardonado se sumará a un grupo que incluye a la reina británica Isabel II, al rey español Felipe VI, a Nelson Mandela, Bill y Melinda Gates, Gabriel García Márquez, así como historiadores, científicos y al músico filántropo Bono.

 Enrique Peña Nieto durante la conmemoración de la Independencia de México en septiembre de 2018.

Peña Nieto, quien le presentará a Kushner el premio durante la reunión del G20 esta semana en Buenos Aires, deja el cargo este sábado al cumplir su sexenio. Logró impulsar reformas económicas, pero su mandato quedó más marcado por casos de corrupción y un aumento en la violencia.

En comentarios a periodistas hechos el martes, Peña Nieto dijo que Kushner es un “gran aliado” de México, que “verdaderamente contribuyó para lograr este tratado [T-MEC]”.

Casi nadie más que él piensa lo mismo.

La condecoración a Kushner fue interpretada más como un respaldo a Trump, quien comenzó su campaña presidencial con un discurso en el que insultó a los migrantes mexicanos y lanzó su promesa de construir un muro a lo largo de la frontera entre los dos países.