La UV, abandonada; no responde a necesidades de los veracruzanos: Manzo

Xalapa, Ver.- La Universidad Veracruzana (UV) no tiene ningún reto imposible de enfrentar, aseguró el investigador Jorge Manzo Denes, aspirante a la rectoría de la máxima casa de estudios, quien expuso que esta institución se encuentra abandonada.

En entrevista para Diario de Xalapa lamentó que la institución no haya podido responder a las necesidades sociales más urgentes de los veracruzanos ni haya podido siquiera ofrecer a los jóvenes veracruzanos certeza de educación superior, ya que actualmente rechaza a más del 60% de quienes aspiran a un lugar en la institución.

El investigador adscrito al Centro de Investigaciones Cerebrales de la UV destacó que este claustro académico debe encontrar un punto medio en su desarrollo que le permita no sea sumisa con la autoridad ni autoritaria con la comunidad universitaria, porque es ésta la que tiene el pulso de las problemáticas que existen.

Reconoció por ejemplo que la mayoría de los estudiantes, académicos y trabajadores de las cuatro regiones universitarias diferentes a Xalapa resienten la centralización de la institución, al grado de que muchos no sienten su pertenencia en la UV, por lo que se pronunció por la autonomía de cada una de ellas.

AMPLIAR LA MATRÍCULA Y APOSTARLE A LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS

Manzo Denes reconoció que es urgente que la Universidad Veracruzana adopte un modelo educativo de aprendizaje mixto, en el que, mediante las nuevas tecnologías, se deje de requerir de infraestructura física para proporcionar educación superior de calidad a los jóvenes. Expuso que se trata de modelos que han adoptado universidades de todas partes del mundo ante sus limitaciones físicas, ya que las clases se combinan tanto de manera presencial en el aula como con la asistencia virtual a través de sus dispositivos digitales.

“Esto ya ha mostrado éxito en muchas universidades del mundo, al grado de que ya se está considerando como el modelo educativo de todas las universidades (…) Esa es una estrategia fundamental en el que la UV tiene que entrar para convertir una computadora, una tableta o un celular en un aula”, dijo.

Aclaró que en varias áreas con las que cuenta la Universidad Veracruzana será necesario incrementar las bases de datos de información y bibliografía con las que se cuenta, con el fin de que los estudiantes tengan las herramientas que logren que su formación sea integral. “Hay que hacer un análisis y ver si todas las áreas tienen el acceso a la literatura necesaria, pero lo importante es que hay que estructurar la estrategia para enfrentar este reto”.

El aspirante a rector apuntó que actualmente la UV atiende a menos del 25% de los jóvenes veracruzanos en edad universitaria y recibe apenas 40% de los aspirantes que año con año buscan un lugar en el proceso de ingreso. “En un plazo corto tenemos que llegar a 50% más uno, pero lo deseable es que se invierta esa cifra, que 60% sea aceptada y sólo el 40% se rechace”, puntualizó.

Destacó que no sólo se trata de ofrecer más espacios de formación, sino también de revisar las carreras con mayor demanda entre la población estudiantil y de vigilar que exista campo laboral para los egresados de las mismas. Criticó que la UV no tenga la correcta vinculación con los estudiantes de bachillerato para difundir todos y cada uno de los programas educativos que se ofrecen, con la finalidad de no tener saturación en las carreras tradicionales. “Tiene que haber una mayor difusión de las carreras que tiene la universidad y eso es algo en lo que se ha fallado, en la difusión con los estudiantes que vienen a la universidad.

URGE BUSCAR FINANCIAMIENTO EXTERNO

El investigador de tiempo completo destacó que pese a la Ley de Autonomía Financiera para la Universidad Veracruzana, el recurso que recibe la institución de manera oficial es insuficiente para hacerle frente a todas sus necesidades, por lo que es urgente que se busque financiamiento externo. Dio a conocer que actualmente sólo 10% de los recursos que recibe la máxima casa de estudios en Veracruz proviene de ingresos propios, mientras que existieron años en los que este rubro alcanzaba 25%.

El neurocientífico señaló que el recurso existente se debe hacer rendir, pero de manera paralela se debe trabajar en la gestión que permita vincularse con diversos sectores productivos y sociales que dejen recursos a la UV.

Respecto a los problemas internos que enfrenta la institución, Manzo Denes reconoció que la excesiva burocratización es uno de los principales retos a superar y es urgente simplificar la mayoría de los trámites que provocan que académicos y trabajadores pierdan el tiempo con algunos que no son necesarios. “Esto se percibe como algo que hace más lentos los trabajos de la institución. Así que debemos simplificar los procesos y pensar que el aparato burocrático de la Universidad Veracruzana tiene que ser mas ágil, tiene que facilitar los procesos de la comunidad”, dijo.

Reconoció que los académicos e investigadores de otras regiones perciben el abandono institucional hacia las cuatro regiones en donde los trabajadores carecen de sus derechos más básicos, como un sistema de salud de calidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *