Las candidaturas no deben ser “un medio para el enriquecimiento”, señala Amadeo Flores

En un discurso como partido de oposición en Veracruz de cara al proceso local donde se renovarán 212 alcaldías, el dirigente estatal del PRI, Amadeo Flores Espinoza, aseguró a sus militantes que las próximas candidaturas “saldrán de la unidad que se logre en cada municipio, y no del acuerdo cupular que inútilmente se pretenda imponer desde este edificio”.

Debemos, dijo, interpretar la voluntad de los veracruzanos sin demagogia ni simulación “si el voto nos ha castigado por la mentira y la corrupción de algunos funcionarios, es la hora de que actuemos con la verdad, honestidad y transparencia”.

En clara referencia al ex gobernador prófugo de la justicia Javier Duarte, el líder priista advirtió que se debe garantizar “que las candidaturas no sean un medio para el enriquecimiento de grupos y personas, ni la supervivencia de clanes, sino por el contrario, deberán ser el conducto para que el PRI mantenga un gobierno legitimado en la mayoría de los municipios, y se prepare el terreno para recuperar la gubernatura del Estado”. Ante cientos de simpatizantes que se reunieron en el auditorio Jesús Reyes Heroles, dejó en claro que “todos los priistas tienen el legítimo derecho de aspirar y participar, con la confianza de que no habrá influyentismos, pactos oscuros, ni dados cargados”.

Presente en la toma de protesta del secretario técnico del PRI, Darío Alberto Uscanga Méndez, el líder priista advirtió que “como partido en la oposición, no habrá más líder político que el Partido, sus sectores y organizaciones. El Presidente del Partido será un militante más, sujetando su acción y su decisión a coordinar los esfuerzos de todos los priistas veracruzanos”.

En su discurso contra la corrupción, el dirigente priista precisó que se debe de garantizar “que las candidaturas no sean un medio para el enriquecimiento de grupos y personas, ni la supervivencia de clanes, sino por el contrario, deberán ser el conducto para que el PRI mantenga un gobierno legitimado en la mayoría de los municipios, y se prepare el terreno para recuperar la gubernatura del Estado”.
Pero que quede claro, “sin 2017 no habrá para nadie 2018. Esta es una gran oportunidad de abrir el partido a nuevas generaciones de priistas, a todas las corrientes que habían tenido una participación marginal en los últimos años. Seremos, más que una maquinaria electoral, un partido político cercano a la gente y a sus intereses”.

En ese sentido, Flores Espinoza garantizó espacios políticos a los verdaderos militantes “vamos a reconstruir nuestras estructuras, garantizando los espacios a los verdaderos militantes del partido; debemos desterrar la simulación y el chantaje que tanto daño nos hace. Debemos hacerlo con convicción, con lealtad, en unidad, porque antes que todo, está el Partido, a quien debemos nuestro pasado y a quien apostamos nuestro futuro”.
Por último, envió un mensaje a los ciudadanos: “queremos decirles que hemos interpretado el mensaje de las urnas. Que la corrupción ha manchado al Partido y ha lastimado y empobrecido a la sociedad. Que no habrá más tolerancia porque no podemos empeñar el futuro de nuestros hijos por la ambición desmedida de unos cuantos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *