Mantienen apoyos a familias afectadas por lluvias en Tamaulipas

Autoridades de los tres órdenes de gobierno continúan con los programas de apoyo a las familias afectadas por las lluvias registradas el jueves en la zona conurbada de Tampico, Madero y Altamira, en tanto acceden a recursos del Fonden.

La alcaldesa de Tampico, Magdalena Peraza Guerra, refirió que recorren las zonas afectadas por las lluvias, además de entregar canastas básicas y colchonetas, entre otros artículos, mientras les llegan recursos del Fonden para rehabilitación de viviendas y bienes perdidos por la contingencia.

Detalló que la coordinación de trabajo es permanente con autoridades de los tres órdenes de gobierno, incluso la Secretaria de la Defensa Nacional (Sedena) y Secretaría de Marina (Semar).

Resaltó que una de las zonas más afectadas en el puerto de Tampico es la colonia Solidaridad, Voluntad y Trabajo en donde la alberca municipal estaba inundada por aguas residuales.

Indicó que desde el pasado jueves, día en que se presentaron las lluvias, se iniciaron los trabajos de bombeo en las calles y viviendas inundadas, con el apoyo de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y del gobierno estatal, para reducir considerablemente el nivel de la inundación.

Gracias a Conagua, el gobierno del estado y el gobierno municipal que estamos aquí, se está consiguiendo resolver la problemática que dejaron las fuertes lluvias”, dijo.

En tanto, la alcaldesa de Altamira, Alma Laura Ampara expuso que personal de las diferentes dependencias municipales, estatales y federales atienden las necesidades de la población, tras la contingencia del jueves.

Manifestó que continúan abiertos los refugios temporales en las instalaciones del Auditorio Municipal “Reynaldo Castillo Portes”, Pannarti, Centro de Reintegración Social y Familiar para Adolescentes (antes Consejo Tutelar) Itace y la escuela primaria “Despertar del Campesino”.

Destacó que los tres últimos refugios albergan a más de 360 personas que resultaron afectados por las lluvias.

Manifestó que uno de los sectores más afectados en el puerto de Altamira fue la colonia Santa Elena, en donde tres mil viviendas resultaron dañadas porque el nivel del agua alcanzó dos metros, por lo que fue necesario utilizar lanchas y camiones para desalojar a las familias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *